Partido Comunista Ecuatoriano:

En el mes de mayo  de 2021, el pueblo fue testigo de un hecho que involucró a altos funcionarios y exfuncionarios del Estado y que ocurrido en medio de un estado de excepción. La prensa prejuzgó al hasta ese entonces Defensor del Pueblo, acusandolo desde haber agredido físicamente a una mujer hasta de haber contravenido las restricciones de movilidad y reunión, acusaciones que más tarde llegarían hasta la de violencia sexual, cualquiera de las acusaciones son graves, sin embargo la prensa linchó mediatícamente y esfumó la presunción de inocencia, miesntras que el sistema de justicia aplicó un uso desmedido de la prisión preventiva. A la vista saltó como las fuerzas políticas y económicas preparaban el camino propicio para “rifarse” la institución defensora de los derechos humanos en el Ecuador y fundamentalmente para intentar quitarle peso y desprestigiar el contenido del informe difundido por dicha institución sobre los hechos de octubre de 2019, así como las denuncias interpuestas hacia los altos funcionarios del gobierno anterior o mejor dicho del que continúa. Sorprende ver como la justicia actua de manera selectiva frente a algunos casos, si el ex defensor del pueblo destituido y censurado por la Asamblea Nacional es culpable de alguno de los hechos que se le acusa, se deberá proceder conforme al normativa, pero esa misma celeridad debería aplicarse a todos los casos dentro de la administración de justicia. En cuanto al informe que se ha pretendido estigmatizar o desprestigiar, se ha indicado y debe quedar claro que se trata de un informe que no fue elaborado por Freddy Carrión sino por una comisión especializada que recoge testimonios de diversos actores involucrados alrededor de los hechos de octubre de 2019, donde se evidencian los crimenes en contra de los derechos humanos, subrayando la palabra  humanos, que no incluye a los edificios y otros bienes que tristemente un asambleista incluye entre los derechos humanos. Se ha dejado de hablar de Freddy Carrión a partir de su destitución y censura por parte de la Asamblea Nacional, pero no se ha dejado de hablar de la Defensoría del Pueblo, como institución convertida en botín político a la cual el gobierno actual le interesa controlar a traves de bozal. Se disputan aún la Defensoría del Pueblo. El  Consejo de Participación Ciudadana en uso de sus atribuciones ha encargado la institución a César Cordova, quien al parecer no cumple con las expectativas del gobierno ya…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Ecuador Indefenso, la Defensoría del Pueblo raptada y los informes de octubre empolvándose. (Partido Comunista Ecuatoriano)