Nuestra Bandera:

¿Por qué no derrumban al gobierno militar? La coyuntura es de guerra, no cabe improvisar: hay que anular la elección de Bolsonaro y Mourão. Paulo Cannabrava Filho* Es un escándalo tras otro, y cada uno peor que el otro. Los crímenes acaecidos son más que evidentes. Sin embargo, lo que prevalece es el discurso de que el gobierno acabó con la corrupción, que los corruptos y los comunistas quieren volver al poder y ellos están allí para impedir que eso ocurra. Pedro Castillo, presidente de Perú, se levantó de su silla y salió de la plenaria de la Asamblea General de la ONU así que el representante del gobierno militar de ocupación brasilero asumió la tribuna para discursar. Actitud digna de quien tuvo la legitimidad de su elección puesta en duda por el gobierno. Este si, un gobierno ilegítimo. Para muchos, Bolsonaro ha desfilado una serie de mentiras e incongruencias. Pero ese es el discurso que queda en los anales de la Casa, que ha sido oído por todos los representantes de los países miembros, que ha sido publicado en el Diario Oficial de la Unión. Es la versión oficial la que vale. Tenemos dos Brasil, uno del gobierno y otro real, del “pibito”, del pueblo con hambre que le gusta ser engañado. En mi vida de periodista he tenido oportunidad de cubrir importantes foros mundiales, reuniones de Unctad, Onudi, Países no Alineados, Asambleas en el ámbito de la OEA y otros. En ninguna de ellas, ningún de los representantes de los países ha tenido tanta presencia en los medios de comunicación. Aquí en Brasil, los militares son los que dictan las pautas para la media local y se mostraron capaces de dictar las pautas para la media mundial. La única periodista de la media hegemónica que se ha dado cuenta de lo que realmente ocurrió ha sido Eliane Brun, de El País. Bolsonaro se burló de la ONU y se burló del mundo. “Bolsonaro se burló de la democracia en palco global, tuvo sus mentiras traducidas en varias lenguas y volvió a la casa aclamado por sus seguidores por su autenticidad y coraje de afrontar la parte del planeta que el desprecia”. Comitiva con 50 personas. Otra gran burla. Alguien salió de paseo con el coronavirus y esta con la Covid-19. Justo el ministro de Salud, el médico negacionista Marcelo Queiroga -quien hizo un gesto obsceno para el público…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – BRASIL. ¿POR QUE NO DERRUMBAN AL GOBIERNO MILITAR? (Nuestra Bandera)