Nuestra Bandera:

LAS MALAS PALABRAS                 Luis Varese Durante la Inquisición, iniciado el Medioevo, el Index Librorum Prohibitorium, prohibía a los fieles leer determinados libros o textos, realizar determinadas prácticas y usar algunos términos o incluso realizar curaciones. Algunas palabras estaban escritas y proscritas y otras caían bajo el criterio del Inquisidor, sus humores, odios personales, tristezas e hígado. Hoy, no solo en el Perú, sino a nivel mundial, al menos en lo que se llama “Occidente”, ocurre lo mismo.  En el Perú se grita “terruco” como los fanáticos curas o laicos (protestantes y católicos) gritaban “hereje” y de allí a la tortura, a la hoguera o a  arrastrarse pidiendo perdón por algo que habían, o no, cometido. Galileo Galilei, se salvó porque al final dijo que la Tierra no se movía (aunque cuenta la leyenda o la historia,  que dijo “Eppur si muove”) Giordano Bruno, científico humanista murió en la hoguera y miles de mujeres fueron quemadas por pensar, por brujas.  Igual ocurría con cualquier hombre o mujer sospechosa o sospechoso de terrorismo, inmediatamente era aislado por 15 días mínimo y de hecho torturada o torturado. Todos sin excepción. Cuando escucho a parlamentarios peruanos de la extrema derecha, o a la gente de VOX en España o a Bolsonaro y cuadrilla, se me escarapela el cuerpo pensando en lo que se nos puede venir si no reaccionamos a tiempo. Las Palabras Prohibidas colocadas en el  Index del oscurantismo político Soberanía: “Poder político supremo que corresponde a un Estado independiente.” Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) Jamás, no es permitido ser Estado Independiente, ni siquiera pensarlo. La Soberanía ha pasado a ser mala palabra, porque nos aleja de “nuestros tradicionales amigos”, los Estados Unidos y nos pone a tener perniciosos sueños regionalistas como la UNASUR, la CELAC, el ALBA, o peor aún nos acerca a China o Rusia, y no hablemos de Cuba, Nicaragua o Venezuela. No podemos ser un Estado Soberano y tener relaciones multilaterales con todos los países del mundo. Eso huele y sabe muy mal. Sabe a “terruco”. Patria: “Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.” (Diccionario RAE) Es decir los que nacimos en ese espacio somos miembros y miembras de ese país. Con los mismo derechos y obligaciones. La Patria es el  conjunto de ciudadanas y ciudadanos que conformamos…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – LAS MALAS PALABRAS (Nuestra Bandera)