Nuestra Bandera:

LA BATALLA DE CHILE Por Gustavo Espinoza M.  José Carlos Mariátegui nos recordaba que la realidad nacional estaba menos desconectada del escenario internacional, de lo que creían nuestros analistas criollos. Y es así. Lo que ocurre en otros confines del planeta nos refleja nítidamente nuestra propia realidad y nos ayuda a comprender lucidamente lo que sucede en nuestro propio suelo. Por eso, hoy hay que mirar al sur.  Septiembre implica, en diversos hitos, la batalla de Chile. El día 4 se recuerda la histórica elección de Salvador Allende en 1970,  que marca la irrupción de la Unidad Popular en la Patria Araucana, y que pintó la región con el rostro del Socialismo. En contrapartida, el 11 el país fue ahogado en sangre por la insurgencia del fascismo que tras la bota militar apagó temporalmente la causa de ese pueblo, que hoy renace victorioso. Millares cayeron en aquella circunstancia. Unos muertos, otros desaparecidos, los más, detenidos y torturados. Hoy se recuerda, ese septiembre, como el más duro de la historia, pero también como una lección y un reto. Enseñó al mundo la capacidad de la barbarie ,y lo incitó a combatirla siempre. El día 15 fue asesinado en el Estadio de Chile Víctor Jara, símbolo de la Canción Protesta que llegara un mes antes a las oficinas de la CGTP,  en la Plaza Dos de Mayo, para despedirse luego de una breve visita al Perú. Recordamos siempre que nos dijo antes de marcharse: “el deber me obliga a estar en la Patria”. El 18 es el Día Nacional de Chile. Y en él se evocan diversos episodios entre los que se entremezclan etapas que se inician en 1810 y culminan 8 años más tarde, En ellos desfilan las  aguerridas montoneras de Manuel Rodríguez, las batallas victoriosas –Maipú y Chacabuco- en las que flameara muy en alto la bandera de la Independencia de nuestro continente, y el ejemplo de  personalidades de la talla de José Migue Carrera, Bernardo O’Higgins y hasta José de San Martin, hace 200 años. Y el 23 de septiembre fue víctima del odio Pablo Neruda, el poeta universal que había sido galardonado dos años antes con el Nobel de la Literatura, y que escribió la epopeya de los pueblos en la lucha contra el fascismo. Aunque su muerte aún no ha sido suficientemente aclarada, crece siempre la idea que le quitaron la vida por designio de La Moneda…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – LA BATALLA DE CHILE (Nuestra Bandera)