Nuestra Bandera:

Por:<http://www.cubadebate.cu/autor/fabian-escalante/> Fabián Escalante3 agosto 2021Sin lugar a dudas, este es el momento histórico más complejo por el cualhaya atravesado la Revolución cubana. La escalada de agresión de EstadosUnidos a Cuba, representada en el mantenimiento de las medidas económicas ypolíticas establecidas por el gobierno de Donald Trump, sumada a nuevasiniciativas de la actual Administración Biden, ha logrado dañar y afectarseveramente la sobrevivencia de nuestra población, circunstancia aprovechadapor la CIA y sus cofrades externos e internos para intentar derrocar algobierno cubano.No excluimos para nada nuestros errores. Ellos de alguna manera hancoadyuvado a tales empeños, pues desde hace algunos años, tal y como habíasido analizado en los últimos congresos del Partido, se hacíanimprescindibles reformas urgentes para salvar y sanear la economía,incrementar el nivel de vida de la población y enfrentar la agresiónpolítico ideológica que en campaña descomunal, el enemigo a través de susmúltiples medios, especialmente las redes sociales, venía desarrollando.La batalla se generalizó, se incrementaron las acciones enemigas, que através de sus agentes internos, quizás confundidos con el malestar existentepor las escaseces y carencias de todo tipo que sufre nuestro pueblo,consideraron que habia llegado el momento del golpe final, para destruir laobra revolucionaria.Estaban equivocados. El pueblo revolucionario respondió en unidad martiana alos que pretendían apagar el fuego, que en antorcha olímpica ha guiado elcamino de los cubanos durante más de seis décadas y ha servido de ejemplo alcontinente y a otros muchos pueblos del mundo.El combate contra la pandemia, la exitosa obtención  de cinco candidatosvacunales contra la misma, con los cuales hoy se inocula nuestra población,las medidas sanitarias en marcha, unido a otras acciones en el terrenoeconómico que progresivamente destraban las fuerzas productivas, evidencianun cambio, lento, es verdad, pero, como todo esfuerzo contra viejos vicios yvalladares burocráticos, han abierto un camino de luz y esperanza.Brigadas de trabajadores sociales, integrados por estudiantes de cienciassociales y jurídicas inician actividades para conocer de primera mano lasnecesidades y padecimientos de barrios marginales, en los cuales las medidassocioeconómicas y revolucionarias han sido limitadas, o insuficientes. Lainiciativa es vital, pues no solo posibilita constatar dificultades ycarencias, sino enmendar errores y tomar medidas, distribuir mejor y sobretodo, explicar y difundir nuestras ideas, el proyecto revolucionario, elideario fidelista.La inversión extranjera abrió sus puertas en un ejercicio revolucionario aextranjeros y a cubanos no residentes en el país. Se han tomado decisionesimportantes en la liberación de precios para los mercados agropecuarios, locual supone riesgos, pero también resultados. No podemos aferrarnos a viejosconceptos y…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – CUBA. ¿VAMOS POR EL CAMINO CORRECTO? (Nuestra Bandera)