CTA Argentina:

Una bochornosa argumentación de la defensa de los implicados en el crimen de nuestro compañero Carlos Fuentealba – el 4 de abril de 2007 – intenta deslegitimar a Sandra Rodríguez como querellante en la Causa Fuentealba II. En el día de la fecha se desarrolló vía zoom en la sala 14 de la Oficina Judicial Penal en Neuquén, una audiencia en el marco de la causa Fuentealba II, solicitada por Gustavo Lucero, abogado defensor de algunos de los policías responsables de los hechos que culminaron con el fusilamiento público de nuestro compañero Carlos Fuentealba. En dicha audiencia, a pesar de resolución contraria de la fiscalía, Lucero insiste en cuestionar la legitimidad de la compañera Sandra Rodríguez como querellante de la causa. El mencionado abogado, la Dra. Manuela Castro y otrxs defensores argumentaron que la compañera de Carlos Fuentealba no representa un vínculo jurídico de filiación directa y que las hijas de Carlos, Ariadna y Camila han alcanzado la mayoría de edad, y que por eso no es requerido que Sandra las represente. Oportunamente el fiscal Maximiliano Breide Obeid, quien ya había denegado esta petición, entre otros argumentos sostuvo que los derechos de los imputados no están menoscabados por la continuidad de la querellante y que la Corte Suprema de Justicia ya ha avalado con sus fallos la acreditación de Sandra como querellante. Suma a sus argumentos que tampoco se lesiona ningún interés público en la investigación, porque en estos 14 años “la parte pública” nunca acusó y sí, lo ha hecho “la parte privada”, es decir nuestra compañera Sandra Rodríguez. Marcelo Medrano en carácter de abogado querellante fundamenta su rechazo al pedido de las defensas afirmando que la figura de Sandra como querellante es una cuestión jurídica consolidada, entre otros elementos de reafirmación jurídica. Consideró además que el planteo de las defensas no es estrictamente técnico, “sino que tienen claridad del perjuicio que ocasionan atacando a las víctimas ya legitimadas por la justicia”. Insiste en que “Sandra, Camila y Ariadna sufrieron la violencia institucional por parte del Estado” cuando mataron a Carlos; “sufrieron violencia judicial, cuando – salvo contadas excepciones – dejaron sola a la querella, y están sufriendo nuevamente esa violencia judicial cuando pretenden sacar de la investigación a la impulsora de la querella”. El juez de la causa fijó audiencia para el día lunes 9 de agosto a las 10hs a fin de dar a conocer su veredicto.…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – CTERA repudia enérgicamente la violencia hacia las mujeres en los tribunales de Neuquén (CTA Argentina)