Nuestra Bandera:

Tomado de Telesur En primer lugar, debemos tener en cuenta que la oposición nicaragüense tiene un historial de haber sido financiada por Washington. Nicaragua ha sido objeto de fuertes críticas por parte de los medios corporativos últimamente. El Gobierno de Daniel Ortega ha detenido a varias figuras de la oposición cuando se acercan las próximas elecciones. El Gobierno de Estados Unidos y los medios corporativos han expresado su indignación por lo que consideran la creciente naturaleza dictatorial del “régimen” de Ortega. Pero hay más en esta historia de lo que dejan entrever. Una investigación más profunda demuestra que la situación no es tan obvia como estos medios dejan creer. Y como suele ser el caso de América Latina, corresponde a los medios independientes agregar algún matiz y equilibrio a la cobertura flagrantemente de derecha y pro-Washington de la prensa de propiedad corporativa. Cobertura parcializada y predecible de CNN, The Washington Post y The Guardian El 9 de junio, CNN informó sobre una serie de arrestos de importantes figuras de la oposición en Nicaragua. Afirma que esto forma parte de un patrón establecido desde hace mucho tiempo dentro del país centroamericano, y afirma que “el Gobierno de Ortega en el pasado no ha rehuido tomar medidas enérgicas contra la oposición”. El reportaje incluso repite la caracterización de un expresidente costarricense de lo ocurrido, como “la noche de los cuchillos largos en los trópicos”, una referencia a la purga de Adolf Hitler de rivales políticos dentro del Partido Nazi en la Alemania de los años 30. Una semana después, el 15 de junio, tanto The Washington Post como The Guardian informaron sobre nuevos arrestos realizados por el Gobierno de Ortega. La mayor parte del artículo del Post fue retomado de una anécdota sobre la detención de uno de estos opositores, Juan Sebastián Chamorro. Mientras tanto, The Guardian calificó los arrestos como una “represión sin precedentes contra la oposición del país” que forma parte de “un aparente intento de aplastar cualquier contendiente serio en las elecciones de noviembre”. Al leer estos reportajes, se podría perdonar el pensar que Nicaragua ha caído en una pesadilla autoritaria que raya en lo fascista. Pero una investigación más profunda muestra que la situación no es tan clara como lo hacen parecer estos medios. Una oposición financiada por Washington En primer lugar, debemos tener en cuenta que la oposición nicaragüense tiene un historial de haber sido financiada por…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – LO QUE LOS MEDIOS NO DICEN EN TORNO A ARRESTOS EN NICARAGUA (Nuestra Bandera)