Nuestra Bandera:

Por Luis Manuel Arce Isaac Imágenes falsas o reales, o una combinación de ambas como hizo la agencia de noticias Artículo 19 que financia la embajada de Estados Unidos en México, la cual publicó una foto de El Cairo como si fuera en el malecón habanero, llenaron las pantallas de televisión y celulares en el mundo, en clara demostración de quiénes y hasta dónde dominan las redes sociales. Twitter y Facebook nunca estuvieron tan activas en el caso de Cuba, y manipularon direcciones, espacios y horarios a su antojo, limitando o ampliando sus capacidades de difusión según la conveniencia del momento, en una operación tecnológica tipo macro para asegurar que el mensaje prefabricado llegara con poderes de contagio social más fuertes que la variante delta de la Covid-19. El mundo se azoró y mientras millones de dedos se deslizaban por el cristal del celular en busca de novedades, imágenes como la de Artículo 19 les llenaba de dudas, y a los amigos de angustia, porque en 62 años de Revolución Cuba había ganado fama de ser el país más tranquilo, menos violento, más confiable, más acogedor, cariñoso y bonachón del mundo. Simplemente era increíble que una nación sin huelgas, sin manifestaciones como las que se ven a diario justamente en montones de países en todos los continentes, y en el que los turistas se sienten como en casa y son tratados por la gente común como familia, estuviera ocurriendo algo de tal naturaleza. Pero ocurrió, aunque bien lejos de ser espontáneo como se insistía en cada imagen, cada video, en las redes sociales y en la gran prensa de Estados Unidos y la Unión Europea. Indudablemente la pandemia de Covid-19 fue el aliado de los enemigos de la Revolución para detonar lo que en Miami consideraban el momento para desatar la tormenta perfecta, un remedo de la política de la fruta madura de John Quincy Adams cuando en 1823 formuló la tesis según la cual Cuba por su cercanía geográfica, debía caer en manos de los Estados Unidos. Fueron 62 años de espera, a que madurara la fruta en los que mediaron la invasión mercenaria por Playa Girón y la Crisis de Octubre o de los Misiles que puso al mundo al borde de una primera guerra nuclear, hechos que ayudaron a parir este genocidio que denominan embargo por la vergüenza de llamarlo bloqueo, prohibido por todas las convenciones internacionales…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – CÓMO SE CREÓ EL CONATO DE REVUELTA ENCUBA (Nuestra Bandera)