CTA Argentina:

Neologismos Las ideas innovadoras de los neoliberales son siempre fugas a un pasado anterior a la protección del empleo. Pero las infinitas posibilidades creativas del lenguaje permiten que los laboratorios de marketing del capitalismo deshumanizado encuentren nuevas palabras para viejas prácticas. La “economía colaborativa” fue uno de los últimos hallazgos para encubrir formas de explotación laboral impuestas por la dinámica de desempleo joven en muchas grandes ciudades del mundo. Como, después del auge neoliberal de los ’90 las trabajadoras y los trabajadores aprendieron en carne propia que detrás del concepto de “flexibilidad” se escondía la flexión a la baja de sus derechos, crearon el neologismo “flexiseguridad” para referirse entre otras cosas a liberar a los empresarios de sus obligaciones para con los asalariados en caso de despido. Este afán creativo también se advierte en la metáfora de la “mochila austriaca”. ¿Qué viene adentro de esa mochila bajo la poética neoliberal? Datos Hoy en la Argentina rige la prohibición de despidos y la “doble indemnización”. La primera normativa fue sancionada por el Decreto de Necesidad y Urgencia número 329 de marzo de 2020 y la segunda por el número 34, de diciembre de 2019. Ambas herramientas han tenido sucesivas prórrogas que llevan su vigencia hasta diciembre de 2021. La prohibición de despidos sin causa o con causas vinculadas a la merma de actividad producto de la pandemia estuvo acompañada de transferencias directas de parte del Estado al sector empresario para sostener los salarios en medio de la crisis. La doble indemnización se aplica sólo en el empleo privado en relación a los casos de despido sin causa o con invocación de causa inverosímil, carente de sustento o manifiestamente falsa. También contempla el despido indirecto. En el año 2016, frente a la pérdida de puestos trabajo que ya se vislumbraba en el comienzo de la gestión de la Alianza Cambiemos, el Congreso Nacional y a instancias de los reclamos conjuntos de todas las centrales sindicales aprobó una Ley en ese mismo sentido que el Presidente de entonces Mauricio Macri vetó sin dilaciones. El saldo de esa decisión, y una política económica que privilegió la timba financiera en desmedro de la producción al tiempo que reducía sistemáticamente el poder adquisitivo del salario, fue la pérdida de puestos de trabajo y el deterioro del empleo. Mientras el desempleo trepó del 6,6% al 10,6% de la población económicamente activa, la tasa de subocupación creció del…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Una mochila cargada de… (CTA Argentina)