Izquierda Unida:

La investigación que lleva a cabo la justicia suiza sobre el dinero oculto del rey emérito, Juan Carlos de Borbón, en bancos de ese país ha desvelado un patrón entre los ingresos en las cuentas y sus visitas a Kuwait, Baréin, Dubai, Abu Dabi o Arabia Saudí, según han indicado distintos medios de comunicación. Los investigadores rastrean la procedencia de los fondos desde hace años para determinar si pudo existir un delito continuado en el país helvético. En este proceso, los fiscales de Suiza, país que fue considerado durante años uno de los principales paraísos fiscales del planeta, han descubierto que, en varias ocasiones, los ingresos de cantidades que superan el millón de euros se producen en un lapso temporal de menos de 10 días después de esas visitas del ahora ex jefe del Estado. Según fuentes del caso consultadas por el diario digital ‘Nius’, la Fiscalía suiza estaría investigando tres ingresos de efectivo distintos que vinculan a viajes del rey emérito a Kuwait, donde Juan Carlos de Borbón viajó de forma oficial en 2010, 2011 y 2014. Los investigadores helvéticos observarían, además, correlaciones similares con entradas de dinero en cuentas en Suiza tras viajes a los otros Estados mencionados. En el caso de Baréin, la comisión rogatoria enviada a España por Suiza -es decir, la solicitud que realiza un juez instructor a las autoridades de otros países para obtener documentación e información- confirma el cobro de 1,9 millones de euros desde allí por parte de la Fundación Lucum, supuestamente controlada por el monarca desde Panamá. Esta es una de las principales ramas de la investigación que Suiza mantiene abierta desde 2018 por el patrimonio oculto del rey emérito en ese país, aunque parece que no interesa tanto a los fiscales españoles. El motivo es que, al tratarse de viajes oficiales de Juan Carlos de Borbón cuando era la principal autoridad del Estado, disfrutaría de una inviolabilidad legal según el criterio de la Justicia española, siempre que se confirmasen esos traslados de dinero. Según informaciones de la ‘Cadena Ser’, para el rey emérito los países árabes siempre han sido una especie de ‘refugio seguro’, un paraíso donde relajarse lejos de la política española y donde poder hacer negocios sin estar sometido a los rigurosos controles fiscales. ‘Está completamente blindado. Los Emiratos Árabes le proporcionan intimidad y le dan seguridad. Como corresponde a una monarquía absoluta, no hay movimiento ni de prensa ni de nadie que se escape del…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – ¿Qué pasa con la investigación al rey emérito en Suiza? (Izquierda Unida)