PCPE:

El ingreso en prisión del compañero Pablo Hasél deja bien patente la naturaleza reaccionaria de este Estado resultante del periodo histórico denominado “Transición” que no fue más que una traición contra el pueblo trabajador perpetrado por el pacto entre oportunistas y franquistas. Nuevamente la Judicatura ha retratado su “independencia” y muestra, bien a las claras, la inexistencia de la separación de poderes en el actual Estado, instrumento que condensa toda la violencia de la burguesía monopolista contra la clase obrera, instrumento esencial para el ejercicio de la dictadura que los monopolios imponen en este país desde hace décadas. Un largo listado de sentencias judiciales favorables y/o tolerantes con todo tipo de formas de la violencia del Estado contra el pueblo y la clase obrera, ratifican esta afirmación de forma inobjetable. Como ejemplo elocuente, por su actualidad, se puede citar el del recientemente fallecido torturador y asesino General de la Guardia Civil Rodríguez Galindo, quien a pesar de sus criminales acciones tan solo pasó en prisión, en condiciones privilegiadas, una mínima parte de su condena y, además, siguió participando en las actividades de la Guardia Civil, y a su muerte recibe homenajes sin que éstos sean perseguidos por instancia alguna. El…

Para leer el artículo complet, haga click aquí: – Unidad popular contra la violencia del estado burgués y por la libertad de Pablo Hasél (PCPE)