PCPE:

La progresiva quiebra de la formalidad democrática burguesa en el estado español alcanza sus máximas referencias en todo lo relacionado con la gestión de la profunda crisis territorial y de legitimidad que mantiene con la Generalitat de Catalunya. Un Estado, el español, que sumido en la más profunda crisis orgánica  arrastra el lastre secular de una oligarquía que,  por su incapacidad de reconocer y gestionar su carácter plurinacional, solo es capaz de ofrecer represión  como respuesta  a la legítima aspiración al ejercicio a la autodeterminación del pueblo de Catalunya. La represión del 1-O, la aplicación del 155, las amenazas del Jefe del Estado, exilio y encarcelamiento de dirigentes independentistas, represión del movimiento popular, negación del tercer grado a los presos y presas del juicio del Procés y la inhabilitación del President Torra, marcan una línea de actuación represiva que, por ahora, acaba con la negación al Govern de la Generalitat del derecho a modificar la fecha de las elecciones.   Una senda represiva en la que, una vez más, la falsedad absoluta de la división de poderes queda evidenciada y en la que el Poder Judicial vuelve a actuar de ariete de la fracción más reaccionaria del bloque de dominación oligárquico…

Para leer el artículo complet, haga click aquí: – Sin libertades y sin salud no hay elecciones democráticas (PCPE)