Venezuela 

Dolarización financiera beneficiará a empresarios e inversionistas, no a los trabajadores

PCV ante nueva promesa de recuperación económica del presidente Maduro

Caracas, 4-01-2021 (Redacción Tribuna Popular) “Sin producción nacional, salarios suficientes para vivir dignamente, mejoras en las condiciones de vida de la población y control social sobre los procesos productivos, de distribución y comercialización, no hay recuperación económica que sirva al interés de las mayorías populares. Todo indica que la demagogia se ha convertido en Política de Estado y las nuevas promesas del presidente Maduro, sólo sirven al gran capital”, afirmó el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), en su reunión de hoy lunes, 04 de enero 2021.

Y es que por octavo año consecutivo, el presidente Nicolás Maduro anuncia que el actual será el de la “recuperación económica”, ahora apuntalada con una parcial e inminente dolarización financiera, formal e institucionalmente reconocida.

La diferencia con las otras ocasiones, es que esta vez la afirmación del mandatario coincide con las proyecciones de un poderoso sector capitalista que apuesta por el “pragmatismo económico” y acordó en la “mesa de diálogo” con el gobierno del presidente Maduro, un nuevo pacto de élites entre la burguesía oligárquica y la mal llamada e inexistente ‘burguesía revolucionaria’, precisa el PCV, organización integrante de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), única coalición de izquierda en la nueva Asamblea Nacional.

Esta tesis consiste en imponer de facto la flexibilización y desregulación de las condiciones de trabajo, que se expresan en salarios deprimidos para garantizar fuerza de trabajo casi esclava al servicio del capital, ausencia de convenciones colectivas, pulverización de las prestaciones sociales y de pensiones y jubilaciones, eliminación de la inamovilidad laboral, judicialización de las luchas laborales y cuasi prescripción de las organizaciones sindicales; mientras en la economía, se impone el crecimiento de la actividad financiera especulativa y la importación, la dolarización y privatización de los activos de propiedad pública, la eliminación de impuestos y aranceles a la importación, en fin, creación de un entorno “muy favorable para la inversión privada” no productiva.

Sin duda, esta es una política entreguista de las conquistas que hemos alcanzado tras imborrables jornadas de combate proletario, campesino, comunero, juvenil y estudiantil, de mujeres, profesionales e intelectuales, de los pueblos originarios, corrientes militares patriotas y de la diversidad cultural popular, muchas de ellas obtenidas durante el ejercicio de gobierno del Presidente Chávez, y que hoy se nos están arrebatando para negociarlas en secreto, en cenáculos privilegiados, con el gran capital local y transnacional, en detrimento de la propia soberanía nacional y los derechos de las mayorías populares. Sólo le interesa a los sectores del reformismo entreguista que dirigen el país, fortalecer la vieja oligarquía y construir su mal llamada “burguesía revolucionaria”, en un nuevo pacto de élites de corte puntofijista.

Esta política de profundo contenido neoliberal que ya se ha puesto en marcha, ha creado condiciones para obtener grandes ganancias, repatriar y blanquear capitales producto de la corrupción, de nuevos ricos e inversionistas vinculados a la vieja oligarquía y al gobierno, con dinero proveniente del desfalco de las arcas del Estado.

Algunos indicadores no asociados a la economía real, como las operaciones en las bolsas de valores o las transacciones en criptomonedas, empiezan a arrojar cifras positivas. Pero esa recuperación es ficticia porque no se relaciona con el aumento de la capacidad productiva del país, por tanto, lejos de llevarnos a superar la emergencia social, la potenciará -enfatizó el Buró Político-, al cuestionar el repunte del que hablan analistas y empresarios afectos al gobierno y los anuncios de una inminente dolarización financiera y la digitalización de la economía.

Como lo hemos denunciado desde el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), el nuevo pacto neoliberal entre diversas facciones burguesas (incluida la que controla el gobierno) implementa un modelo económico, justificándose con el cerco financiero impuesto al país por las “sanciones”, que beneficia a la burguesía financiera, comercial e importadora y coloca todo el peso de la crisis sobre los hombros del pueblo trabajador.

En 2021, las fuerzas del movimiento popular y de la izquierda revolucionaria, seguiremos dando la batalla por la defensa de la soberanía nacional y de los derechos del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, por todas las capas y sectores explotados de la sociedad, para reagrupar las fuerzas obreras, campesinas y comuneras, juveniles y estudiantiles, de mujeres, profesionales e intelectuales, militares patriotas, pueblos indígenas y las diversidades culturales populares, dispuestas a construir una nueva correlación de fuerzas que conquiste con la organización, la movilización y lucha de todo el pueblo un verdadero cambio revolucionario, que recupere el curso del proceso nacional liberador encabezado por Chávez y le abra perspectivas a la construcción científica del verdadero socialismo en Venezuela, y así evitar que entre las consecuencias de las ilegales medidas coercitivas unilaterales (más conocidas como “sanciones”) impuestas por el imperialismo estadounidense, que consecuentemente el PCV ha rechazado y condenado, y las políticas neoliberales del gobierno, se produzca un genocidio a cuenta gotas en la población venezolana.

La tragedia económica que vive el pueblo debe ser detenida y solo con la organización, la unidad en la diversidad, la movilización y lucha popular lo lograremos. Estamos convencidos y convencidas que la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), de la cual forma parte el PCV, avanzará en esa consecuente dirección, siendo la convocatoria, discusión y realización de su Congreso Nacional Fundacional un momento estelar de ese proceso de acumulación de fuerzas, que avanza con las luchas obreras, campesinas y populares, promoviendo la más amplia participación e integración de los movimientos políticos y sociales, incluidos núcleos de base popular chavista, finalizó el BP del CC-PCV

Fuente: Tribuna Popular – Dolarización financiera beneficiará a empresarios e inversionistas, no a los trabajadores

Artículos Relacionados