Hace 100 años, el 2 de enero de 1921, se fundó el Partido Comunista de Luxemburgo (KPL) en la ciudad obrera de Differdingen, en el sur del país. Inmediatamente después de su constitución, el partido emprendió la lucha por los derechos de la clase obrera, especialmente de los mineros y los trabajadores del acero en Luxemburgo, y muchos miembros del KPL se manifestaron en manifestaciones y huelgas. En el decenio de 1930 el KPL se involucró en la lucha contra el creciente fascismo en estrecha cooperación con los partidos hermanos de los países vecinos. En la guerra de España, los comunistas y numerosos antifascistas de Luxemburgo proporcionaron un fuerte contingente de las Brigadas Internacionales para la defensa de la República contra los fascistas españoles, alemanes e italianos.

Durante este período, el partido ganó una amplia base, especialmente entre los mineros y los trabajadores de la industria siderúrgica. Bajo el impacto del régimen fascista de la vecina Alemania, el gobierno de Luxemburgo quiso prohibir por ley el KPL, y así también reprimir a los socialistas, los liberales de izquierda y los sindicalistas progresistas. Esta ley fue rechazada por la mayoría de los votantes en un referéndum el 6 de junio de 1937.

Después de la invasión de Luxemburgo por la Alemania fascista en mayo de 1940, el KPL fue el único partido político que resistió la orden de los ocupantes de cesar la actividad y disolver el partido. Junto con otros antifascistas, los miembros del KPL formaron grupos de resistencia. Los miembros del KPL también fueron combatientes activos en la Resistencia en Francia y Bélgica, incluyendo al médico y comunista Charles Marx, quien fue uno de los dirigentes de los servicios médicos de la Resistencia Francesa y se convirtió en Ministro de Salud en Luxemburgo después de la liberación de su patria. Los comunistas estaban en primera línea de la huelga general contra los ocupantes fascistas alemanes el 31 de agosto de 1942. Muchos comunistas luxemburgueses tuvieron que pagar con su vida la lucha contra los fascistas, entre ellos el presidente del KPL, el camarada Zénon Bernard.

Incluso después de la liberación en 1945, el KPL demostró ser una parte integral del movimiento internacional de partidos comunistas y obreros. Junto con los partidos hermanos de los países vecinos y muchos otros países, el KPL ha participado activamente en las luchas por la justicia social, por la liberación social y la solidaridad internacionalista, por la eliminación de la explotación del hombre por el hombre y la construcción de una nueva sociedad socialista.

Un foco particular de la actividad del partido ha sido la lucha por preservar la industria del acero y contra la gradual desindustrialización del país. El KPL también está comprometido en el desarrollo de un movimiento de paz contra las instalaciones militares de los EE.UU. y la OTAN en Luxemburgo, contra la participación de los soldados de Luxemburgo en las misiones militares de la OTAN en el extranjero, por la disolución de la OTAN, por la prohibición completa de todas las armas nucleares, por la paz, la distensión internacional y el desarme general. El KPL se opone resueltamente a la militarización de la Unión Europea, a la política de austeridad impuesta por la Comisión de la UE y aboga por la disolución de la UE y la creación de una cooperación pacífica entre todos los Estados del continente europeo.

Con su diario »Zeitung vum Lëtzebuerger Vollek«, que se publica desde el 1º de julio de 1946 y que se basa en las tradiciones de la prensa comunista de Luxemburgo, también centenaria, el KPL hace una importante contribución a la información sobre los acontecimientos y los sucesos en Luxemburgo y en el mundo, en contra de la corriente principal de los medios de comunicación burgueses.

Para conmemorar el centenario de la fundación del partido, el KPL inaugurará un monumento en la ciudad de Differdingen el 2 de enero de 2021. A lo largo del año se celebrarán otros actos, previstos con poca antelación en vista de la actual crisis sanitaria.

Fuente: Partido Comunista de Luxemburgo via Solidnet