España 

La llegada de miles de migrantes a Canarias pone al descubierto el verdadero rostro del imperialismo.

Las personas migrantes son ante todo seres humanos, que salen de sus países huyendo del hambre provocado por el saqueo de sus recursos, por la explotación de los monopolios internacionales y las oligarquías locales cómplices, llevando a los pueblos a situaciones de extrema pobreza. Aquí, en el estado español, son recibidas por un gobierno que nada más llegar les aplica una inhumana Ley de Extranjería por la que se arroga el derecho a expulsarlas del territorio español sin ningún tipo de garantía ni respeto por sus derechos más elementales. Y mientras ese día de expulsión llega, las deja abandonadas a la intemperie, o hacinadas en cualquier lugar.

Hay instalaciones más que suficientes en las islas Canarias para que esas personas migrantes puedan ser alojadas en edificios o locales acondicionados de forma digna. Pero el Gobierno de coalición socialdemócrata prefiere dejarlas tiradas en Arguineguín para utilizarlas como carne de cañón de sus miserables políticas con respecto a Canarias.

Aunque muchas personas llegan de Mauritania, Mali o Senegal, en estas semanas una mayoría de ellas proceden de Marruecos, y forman parte de una estrategia del gobierno de ese país para chantajear a España con el tema del Sáhara y otros intereses económicos. Una y otra vez el gobierno de turno cede a este chantaje, y Marlaska responde enviando 250 antidisturbios a Canarias, para controlar la situación conflictiva que él mismo ha creado, mientras se deshace en halagos a las excelentes relaciones de nuestro país con el rey de Marruecos. La hipocresía y cinismo del gobierno es manifiesta, no hay espacio para alojar a las personas migrantes, pero de forma inmediata si tiene espacio para alojar a los antidisturbios.

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene firmado un convenio con el corrupto gobierno de Mauritania por el cual España hace “devoluciones en caliente” a ese país de cualquier persona migrante que llega a Canarias, no importa de qué país proceda, si es perseguida políticamente o procede de un país en guerra como Mali. Estas devoluciones se realizan falsificando una supuesta asistencia jurídica, que no existe, o directamente por engaños de la policía, que les hace firmar documentos de aceptación de su deportación que esas personas no entienden. Para más inri, el Tribunal Supremo, tratando de reforzar la “política de estado” en este tipo de conflictos, avala estas devoluciones, en contra de resoluciones internacionales que rechazan este tipo de prácticas inhumanas.

Desde la Secretaría de Antiimperialismo del Partido Comunista de Los Pueblos de España (PCPE):

Denunciamos la situación del muelle de Arguineguín, y exigimos el inmediato alojamiento de esas personas en condiciones adecuadas

Igualmente denunciamos la estrategia intencionada del gobierno de Pedro Sánchez, que manipula la actual situación migratoria para generar sentimientos de racismo y xenofobia en el pueblo canario, con la finalidad de buscar legitimación social para sus bárbaras políticas migratorias. Y exigimos la inmediata derogación de la Ley de Extranjería.

Denunciamos las expulsiones de migrantes vulnerando sus derechos y sin ningún tipo de garantía para sus derechos y para su misma vida. Esto es especialmente grave para las mujeres y los niños, que son las víctimas más vulnerables de esta acción del actual gobierno de coalición socialdemócrata.

Rechazamos el envío de 250 antidisturbios a Canarias, que se usarán no solo para reprimir a las personas migrantes, sino también al pueblo canario en lucha. Y exigimos una actuación inmediata del Gobierno de Pedro Sánchez suspendiendo cualquier devolución en caliente, garantizando una asistencia letrada cierta y rigurosa, así como el libre traslado a la Península de las personas migrantes mientras permanezcan en nuestro país, y que no se convierta a Canarias en una prisión de la UE. –

Afirmamos que el problema de las migraciones actuales tiene su origen en las políticas imperialistas criminales, provocando la muerte a miles de personas y que solo se resolverá con políticas internacionales de respeto a la soberanía de los países, de intercambio económico sobre las bases del beneficio mutuo y del cese del expolio del continente africano. Finalmente exigimos al Gobierno el cese de las intervenciones militares internacionales, y la inmediata retirada de los militares y policías españoles presentes en distintos países de África.

¡¡ EUROPA RACISTA, EUROPA IMPERIALISTA ¡¡

Secretaría Solidaridad y Antiimperialismo del PCPE.  A 28 de noviembre de 2020.

Fuente: PCPE Internacional – La llegada de miles de migrantes a Canarias pone al descubierto el verdadero rostro del imperialismo.

Artículos Relacionados