Uno de los mayores triunfos del movimiento social que surgió en las calles de Chile hace un año, el histórico Plebiscito de 25 de octubre, consultará a los chilenos si cambian o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Para asegurar una amplia participación en las votaciones, nuestra afiliada, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile), exigió medidas primordiales que se deben implementar: transporte público gratuito y feriado irrenunciable para todas y todos los trabajadores del sector comercial, sin distinción si su puesto de trabajo está dentro o fuera de un shopping o centro comercial.

Rafael Freire, Secretario General de la Confederación de las Trabajadoras y Trabajadores de las Américas, CSA, manifesta su apoyo a la clase trabajadora de Chile a días del Plebiscito constituyente para avanzar hacia un Chile democrático y justo. “Esperamos que en el Plebiscito para una nueva Constitución se pueda decir que sí es posible un Chile democrático, que sí es posible cambiar, decir que sí a la voz del pueblo”, señaló Rafael Freire.

Barbara Figueroa, Secretaria de Política Económica y Desarrollo Sustentable, habló sobre las exigencias de la clase trabajadora de Chile “lo que hemos señalado desde el punto de vista sindical, es la garantía de que los trabajadores y trabajadoras puedan participar del plebiscito. Nosotros tenemos sectores de trabajadores, como todo el mundo y en la región, que cumplen labores que, más allá de los feriados que se puedan determinar en los países, no siempre tienen la garantía de que ellos puedan disfrutar de ese día libre o del feriado para poder participar de un proceso electoral”, concluyó.

Este domingo, 25 de octubre, casi 14 millones de votantes concurrirán a las urnas para decidir si cambian la actual Constitución

Fuente:

CSA – Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas