La Confederación Sindical de trabajadores y trabajadoras de las Américas (CSA), que representa a más de 55 millones de personas trabajadoras en el continente y expresión regional de la Confederación Sindical Internacional (CSI), expresa su solidaridad ante el llamado a movilizaciones del pueblo colombiano y al Paro Nacional de las centrales obreras, organizaciones sociales, educadores, líderes estudiantiles del país y la Minga Indígena, que llegó a la capital el pasado domingo para dialogar con el presidente Iván Duque.

La CSA se solidariza y acompaña la masiva movilización en las principales ciudades del país en defensa de la vida, la democracia, la paz y la negociación del pliego de emergencia a través de nuestras afiliadas, la Central Unitaria de los Trabajadores de Colombia (CUT-Colombia) y de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC-Colombia), en este miércoles 21 de octubre.

A pesar de todas las movilizaciones, el gobierno de Colombia no ha dejado abierto ningún espacio de dialogo o negociación y ha instalado una política de represión, persecución y criminalización contra la disidencia social. La CSA apoya nuestras afiliadas y refuerza la importancia de la movilización para enfrentar las violaciones de derechos que se han profundizado.

La CSA, como representación del movimiento sindical de las Américas, acompaña la lucha del pueblo colombiano y convoca la solidaridad del movimiento sindical internacional frente a la escalada de represión, violencia y persecución contra las centrales obreras, organizaciones sociales, educadores y líderes estudiantiles del país.

Fraternalmente,
Rafael Freire
Secretario General de la CSA

Fuente:

CSA – Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas