A casi un año del golpe de Estado en Bolivia, el pueblo ha vuelto al poder mediante las urnas el domingo 18 de octubre, cuando el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis “Lucho” Arce, ha ganado las elecciones presidenciales de ese país suramericano en primera vuelta con el 52.4 por ciento de los votos, reveló la encuesta a boca de Ciesmori.

De acuerdo con el informe de esa empresa, que se reveló la medianoche del domingo, el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, ha quedado en un lejano segundo lugar con el 31,5 por ciento, mientras que el ultraderechista Luis Fernando Camacho tan sólo obtuvo el 14.1.- Para ganar en primera vuelta, “Lucho” Arce necesitaba el 51 por ciento de los votos o el 40 por ciento, pero con una diferencia de por lo menos 10 puntos con respecto al segundo lugar.

Momentos antes de que se conociera la encuesta, el portavoz del MAS, Sebastián Michel, había pedido terminar con el retraso en la transmisión de resultados y reconocer que Arce había ganado con más del 45 por ciento de las marcas presidenciales.

Michel agregó que Bolivia necesitaba certidumbre ante la desconfianza generada por el golpe de Estado de 2019 contra Evo Morales. “Lo hemos hablado con muchos de los observadores. No entienden si es ineficiencia, si es el peor órgano electoral de América Latina o si son funcionales a una estrategia del Gobierno que pretende ganar dos o tres días para generar violencia y generar un espacio de poder militar, para poner en vilo otra vez a la democracia”, afirmó.

Y desde su exilio en Buenos Aires, Argentina, el derrocado presidente Morales celebró el triunfo del MAS. “Hemos recuperado la democracia”, afirmó el depuesto mandatario en una conferencia de prensa en la capital argentina, donde se encuentra desde diciembre anterior.

Asimismo, ha invitado a la unidad nacional. “Invito a todos los partidos, empresarios, trabajadores, obreros a hacer un gran encuentro, un pacto de reconciliación… Devolveremos la dignidad y la libertad al pueblo boliviano… Hemos vuelto millones”, ha enfatizado Morales al comentar que espera volver “pronto” a Bolivia y procurará instalarse nuevamente en la región del Trópico de Cochabamba, para dedicarse, nuevamente, a la agricultura.

Fuente:

El Libertador