El anuncio de 40 mil efectivos policiales desplegados en las calles para resguardar supuestamente el “orden público” el próximo domingo 18 octubre -en el marco de las manifestaciones que se desarrollarán en conmemoración del inicio de las masivas movilizaciones de protesta- encendió las alarmas en el mundo de las organizaciones sindicales y sociales.

Así quedó expresado en la carta dirigida al presidente Sebastián Piñera que, este viernes, entregó en La Moneda el Comité Ejecutivo de la CUT Chile.

En un punto de prensa, la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa calificó como “tremendamente riesgosa y peligrosa”, la decisión del Gobierno de aumentar la dotación de fuerzas especiales para este domingo 18 de octubre, sobre todo, porque no ha sido capaz de reconocer que no hay control sobre las Fuerzas de Carabineros, demostrado amplia y sistemáticamente en la brutal represión ejercida contra manifestantes, con un saldo, de más de 8 mil víctimas, entre presos políticos y centenares de personas que resultaron con trauma ocular al ser impactados con balines y bombas lacrimógenas, sin olvidar la criminal acción en contra del joven que fue lanzado al lecho del Río Mapocho.

«Venimos a decirle al Presidente que más que estar tratando de contener las manifestaciones del 18 de octubre, lo que aquí se requiere es dar respuestas a lo que fuera la manifestación ciudadana», Bárbara Figueroa.

Es por eso que, Figueroa, exigió al Gobierno mayor control sobre lasfuerzas uniformadas para así: “…no seguirgenerando instancias donde eventualmente se pueden producir hechos deviolencias o incluso que signifiquen pérdida de vidas o nuevos mutilados comoya ha venido ocurriendo desde el 18 de octubre del año pasado hasta la fecha”.

Y yendo al tema de fondo, fue clara en asegurar que no estamos frentea un problema de orden público: “Elproblema es el abuso del modelo de la desigualdad […]. El mayor flagelo quevive nuestro país es la cesantía, es la pobreza, los bajos salarios yesperaríamos que eso fuese el foco de atención del Ejecutivo. Y frente a lapreocupación que tenemos por estos grandes temas país que no están hoy enagenda, venimos a decirle al Presidente de la República que más que estartratando de contener las manifestaciones del 18 de octubre, lo que aquí serequiere es dar respuestas a lo que fuera la manifestación ciudadana […] Lagente está cansada de los abusos, está cansada de la promesa incumplida”.

El vicepresidente de Comunicaciones de la CUT, Eric Campos relevó que:“…el llamado responsable de la CentralUnitaria de Trabajadores es a manifestarse de la manera como lo hemos hechosiempre: con convicción, de forma pacífica y no dejarse provocar por unapolicía que está descontrolada institucionalmente que, además, utiliza losrecursos del Estado para infiltrarse, y no con el objeto de investigar sinoinfiltrarse con el objeto de instigar a la violencia para luego justificar larepresión […] Esta acción de Carabineros lo que busca es justificar el interéspolítico que hay en una parte importante del cuerpo de generales […]que semandan solos”.

En tanto, Fabián Caballero, vicepresidente de Formación y CapacitaciónSindical de la Central, apeló al cese: “…dela violencia y represión de la protesta social, porque eso tiene como propósitodesmovilizar las diversas demandas que la población chilena ha venido levantadodesde el 18 de octubre a la fecha”, afirmando que las autoridades deGobierno y Carabineros: “…han instaladola idea de una sensación de un estado de guerra, la sensación de un enemigointerno y con esa lógica lo que están buscando, es limitar, reducir el debateConstitucional que a partir del 25 de octubre podría para las grandes mayorías convertirsus intereses económicos, políticos y sociales en derechos Constitucionales”

En la carta dirigida al Presidente, la CUT termina manifestando que:“El camino de la paz social, solo es posible de construir con la salida delgeneral Director de Carabineros Mario Rozas; con la verdad y justicia antetodas las violaciones a los derechos humanos que se han producido en elterritorio nacional; avanzando en las reformas y promesas comprometidas en el marcode las movilizaciones desarrolladas duranteel estallido social;garantizando el desarrollo del Plebiscito del 25 de octubre sin temores ydejando de perseguir a todos quienes han sido y son críticosdel actuar del Gobierno. El NO a la impunidad es la mayor credencialdemocrática de estos tiempos”.

Fuente :

CUT – Central Unitaria de Trabajadores de Chile