La mañana del 7 de octubre, los militantes comunistas participamos en la colocación de una ofrenda floral en el monumento al fundador de nuestro partido, el Amauta José Carlos Mariátegui, ubicado en la Alameda 28 de Julio, en Lima.

Esta actividad, previa al acto central por la conmemoración del 92° aniversario del Partido Comunista Peruano, estuvo presidida por el responsable de la Comisión Nacional de Organización del PCP, Hildebrando Cahuana, quien recordó que nuestro partido mantuvo desde su fundación la lucha de masas, evidenciada por “la insurrección en La Oroya en 1930, la insurrección de Sargento Huapaya, los levantamientos campesinos de San Mateo, la huelga insurreccional de Arequipa en 1950, la insurrección de Arequipa en 1956, la toma del Cusco en 1958 liderada por Emiliano Huamantica y el glorioso paro del 19 de julio de 1977, en que se obliga la dictadura de Morales Bermúdez a convocar a elecciones para elaborar una nueva Constitución”.

Hildebrando Cahuana también afirmó que estas gestas comunistas en alianza con otras fuerzas progresistas y democráticas fueron importantes para que se produjeran “las reformas estructurales del Gobierno antioligárquico de Juan Velasco Alvarado, las mismas que fueron traicionadas por el general Francisco Morales Bermúdez, cómplice del Plan Cóndor, actualmente condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad y protegido por los Gobiernos de Ollanta Humala, Kuczynski, Vizcarra, todos cómplices del sistema capitalista y del modelo neoliberal”.

Como representante de la central mariateguista se hizo presente en el acto el responsable del Departamento de Organización de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el camarada Manuel Coronado, quien desde su fuero sindical reafirmó al PCP como la vanguardia del proletariado. “Con firmeza y unidad tenemos que buscar en la historia de nuestro país que haya justicia y desarrollo, no solamente para los trabajadores, sino para el pueblo peruano. Hoy debemos reafirmar, en esta fecha histórica, la unidad no solamente del movimiento sindical, sino la unidad de los comunistas para desarrollar nuestro partido en todo el país”, señaló.

A su turno, el responsable de la Juventud Comunista Peruana, César Soberón, recalcó la importancia de José Carlos Mariátegui y “su legado para la construcción de una sociedad de nuevo tipo, donde los trabajadores no sean explotados, donde la juventud pueda acceder a desarrollar un adecuado proyecto de vida, donde las mujeres sean reconocidas en su aporte y no sean violentadas, donde nuestras comunidades originarias sean reconocidas en sus derechos y sean promovidas, donde nuestra cultura sea revalorada”.

Fuente:

Partido Comunista Peruano