El gobierno de la Confederación Suiza ratificó este martes su reconocimiento a la gestión del presidente Nicolás Maduro en Venezuela, con el envío de su nuevo embajador a la nación suramericana, Jürg Sprecher, quien entregó las cartas credenciales al jefe de Estado y de Gobierno venezolano.

El escenario para la ceremonia diplomática fue el salón «Sol del Perú» del Palacio de Gobierno, en la ciudad de Caracas; acto protocolar con el que la Confederación Suiza ratifica y legitima el mandato liderado por Nicolás Maduro, único acreditado y con la potestad de dirigir actividades de este estilo, por su investidura presidencial.

Con la presentación de estas cartas credenciales por parte de Sprecher, la Confederación Suiza se deslastra de cualquier ánimo o intención de desconocer a Nicolás Maduro como jefe de Estado y de Gobierno, toda vez que fue la nación europea la que en el año 2019 se erigió como una de las primeras en reconocer al diputado Juan Guaidó, tras su autoproclamación como presidente interino el 23 de enero de ese mismo año.

Las expectativas a partir del envío del nuevo representante diplomático a Venezuela es que los vínculos entre ambas naciones se fortalezcan de manera activa; no hay que olvidar que para el 24 de enero de 2019, también Bénédict de Cerjat, embajador y jefe de la División de las Américas del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, señalaba que “Suiza considera a la Asamblea Nacional (en desacato) como legítima como resultado de las elecciones democráticas del año 2015, así como a su recién elegido presidente Juan Guaidó”.

En todo caso, la tarea de alimentar las buenas relaciones y demostrar que no hay visos desestabilizadores contra Venezuela, las tiene por delante Suiza, ya que fue este país el que también impuso una serie de sanciones contra Venezuela que entraron en vigor un 28 de marzo de 2018 y que incluyen: Un embargo sobre los bienes de equipamiento militar, así como sanciones financieras y restricciones de desplazamientos.

Es importante recordar que Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos en enero de 2019, luego de que Washington reconociera como presidente al diputado Juan Guaidó. Desde ese momento, el gobierno de Donald Trump solicitó a Suiza que ejerciera, lo que denominó, “un mandato de potencia protectora en Venezuela”.

Dicho “mandato ofrece a Suiza la oportunidad de contribuir activamente a aliviar las tensiones entre los dos países y de desempeñar un papel constructivo en la promoción de la estabilidad regional”, así lo llegó a referir un comunicado emitido por el Ministerio suizo de Exteriores (DFAE), para ese momento.

Prensa Presidencial

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela