El constante endeudamiento que está adquiriendo el gobierno con elevadas tasas de interés que tendrán que pagarse los próximos años, el mal uso de los fondos públicos y la falta de transparencia, están llevando a la quiebra a las finanzas públicas. Pese a que el país ya no tiene condiciones para adquirir más deuda el ministro de Hacienda ha afirmado que el Presupuesto General de la Nación 2021 será mayor y que se necesitará de préstamos para cumplir con todas las obligaciones.

“Este país ya no resiste más endeudamiento. El próximo año lo máximo de deuda que se puede contraer, son $700 millones. El país está en números rojos, debido al mal uso de los fondos públicos en la actual administración del gobierno Bukele.”, expresó en su cuenta de Twitter, Mauricio Juárez, integrante de la Comisión Política del FMLN.

Según datos oficiales del Banco Central de Reserva (BCR), hasta junio pasado la deuda del país era de 85 por ciento del PIB, pero seguirá aumentando. Solo la semana pasada el gobierno colocó una deuda de 645.8 millones de dólares en Cetes (Certificados del Tesoro) a una tasa de 7.5 por ciento, préstamo que se tendrá que pagar el otro año, por lo que sus obligaciones crecerán.

Fuente:

FMLN