Organismos de derechos humanos, entre los que se destaca la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh) emitieron un comunicado en el que apoyaron al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof y en el que expresaron su “enorme preocupación ante los hechos de dominio público que se viven por estas horas en la Provincia de Buenos Aires, y que tienen como protagonistas a un numeroso grupo de efectivos de la Policía Bonaerense, virtualmente alzados.

Los organismos manifestaron que “advertimos, con preocupación manifiesta, cómo sobre las demandas de esos grupos se montan impunemente, todo tipo de operaciones mediáticas, a las que se suman las provocadoras expresiones de la derecha más reaccionaria y de sectores de la oposición política”.

Con relación al accionar del Estado frente a la ofensiva de la derecha, afirmaron que “a los que pretendan aprovecharse de estos lamentables sucesos, contrariando lo que manda la Constitución de la Nación Argentina, incitando a la violencia y al odio, deben saber que sobre ellos caerá todo el peso de la ley, que en el marco del Estado Democrático de Derecho rige en nuestro país y nos obliga como ciudadanos y ciudadanas a salir en su defensa”. Y agregaron que “exigimos cesen las acciones, temerarias y delictivas de esos grupos, que ponen hoy en serio riesgo a las instituciones democráticas

Los partidos políticos y organizaciones sociales que componen el Frente de Todos, entre los que se encuentra el Partido Comunista, también emitieron un comunicado en el que denunciaron que detrás de los reclamos “salariales” de los efectivos policiales “existen intereses bien claros para apropiarse del Estado” y señalaron que “los compañeros Alberto Fernández y Axel Kicillof están ordenando la desidia, el desmanejo y el saqueo que provocaron el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”.

También el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) emitió un comunicado condenando “la acción de sectores de las fuerzas de la policía bonaerense que rodearon tanto la Quinta Presidencial como la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires”, manifestaron “nuestra preocupación ante este delito de sedición” y advirtieron sobre “una campaña de desestabilización al gobierno democrático nacional del presidente Alberto Fernández”.

A su vez la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT expresó “todo nuestro apoyo al gobernador Axel Kicillof”, denunció que detrás de los “reclamos” de la policía “se mueven oscuros personajes exonerados y retirados de la fuerza” y alertó que no es casualidad el alzamiento policial con otras acciones del poder económico y de la oposición, que buscan desestabilizar al gobierno nacional y provincial.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina