Miles de hectáreas se han perdido en las últimas semanas, produciendo una pérdida de flora y fauna del bosque nativo que es la más alta de los últimos años. Entre las provincias afectadas por los incendios se encuentran Córdoba, Catamarca, La Rioja, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Santiago del Estero y Misiones. También, se alertó que la sequía que se está atravesando en estas zonas es la más prolongada en sesenta años.

Desde el MCL se remarcó que esto consecuencia del avance de la frontera agrícola, la sojización, el desmonte ilegal, el monocultivo forestal, el agronegocio y el negocio inmobiliario
Por otra parte, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, calificó a los incendios como “trágicos” y apuntó contra los “métodos productivos irracionales de algunos productores”. Asimismo, el Ministro de Ambiente precisó que “el 60 por ciento de la superficie de Argentina está bajo estrés hídrico”.

Cabandié viajó a Córdoba, donde visitó el centro de operaciones en Cosquín y sobrevoló áreas afectadas por incendios forestales y de pastizales en el Valle de Punilla, Villa Giardino, Ischilin y en las zonas norte y oeste de la provincia, se informó oficialmente. Los últimos incendios que se registraron fueron al norte de la provincia en los parajes de Escobas y El Carrizal.

Asimismo, desde el MCL se reclama la declaración de Emergencia Ambiental y la investigación y condena penal a los responsables de los incendios y reforestación con especies nativas de las áreas quemadas.

También, la actualización de la Ley de Bosque Nativo con participación de las comunidades locales, reglamentación de la Ley de Agricultura Familiar que da las herramientas para las políticas que necesita el sector y la ley de Humedales para impedir el avance de los agronegocios sobre recursos estratégicos para la vida de los pueblos a costa del despojo de comunidades campesinas e indígenas.

En este sentido, Mariana Da Silva, presidenta de la Cooperativa Manos de Pueblo de Villa Punilla, Córdoba, organismo del cual forma parte el MTL Rural y es integrado por productores de agricultura familiar, asveró que “está ocurriendo un verdadero ecocidio”, y destacó el norte de la provincia de Córdoba como las más afectadas.

Por su parte, Da Silva explicó que “gran parte del tres por ciento de Bosque Nativo que queda en la provincia se vio afectado”. Lo que de igual manera se vivió en zonas de reserva Naturales como Los Terrones y Dique San Roque.

Vale mencionar que en lo que va del año en la provincia se quemaron más de 45 mil hectáreas. “La ley 26 331, Ley Nacional de Bosques Nativos dice que en caso de incendios de Bosques Nativos, no podrán realizarse modificaciones del uso del suelo conservando las categorías de conservación de cada uno de los territorios”, señaló la presidente de Manos de Pueblo.

Tras lo que denunció: “Hay especuladores que quieren hacerle creer a la gente que al incendiarse el monte ya no hay más monte, y entonces ahí se puede hacer lo que se les venga en gana”. Por su parte, no dudó en afirmar que “hay que dar una fuerte batalla por el bosque”.

De igual manera, la responsabilidad del gobierno provincial tiene que ver con lo que está sucediendo. “Es notoria la falta de recursos con lo que cuentan los bomberos y la falta de desfinanciamiento con respecto al fuego”, recalcó la presidenta de la cooperativa.

Esto se refleja en que “hay más de focos simultáneos de incendio en la provincia y en estas condiciones no se llegan a cubrir”, expresó Da Silva.
Además, apuntó contra el Partido Cordobesista, de quienes repudió que “hace años que tienen el proyecto de quemar montes para desarrollar agro negocios y proyectos mega inmobiliarios”.
El fin de semana vecinos y agrupaciones del Valle de Punilla se concentraron al lado de la ruta 38 denunciando los incendios intencionales. En esta línea, la presidenta de la cooperativa Manos de Pueblo dijo que “marchamos respetando los protocolos sanitarios y de distanciamientos”.
De este modo, Da Silva ratificó que “ha servido para concientizar a la población e instalar el tema de la protección de los bosques, tierras, y ríos que también son temas sensibles para nuestra zona”.
A su vez, saludó el aporte del gobierno Nacional y del ministro Cabandie con cuatro camiones de desarrollo social donde también destacó el programa del Inta de agricultura familiar que servido para subsidiar alimentos para animales para las familias que se les han quemado los campos.
En este marco, Da Silva destacó la solidaridad del pueblo “juntando cosas para los bomberos y a las familias evacuadas por los incendios”.

 

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina