Tras acuerdo de la afiliación de CGT y CTM reorganizamos la resistencia y trabajamos por la unidad del colectivo de trabajadores/as del metal ante las múltiples presiones e intromisiones de los Sindicatos cómplices de la patronal FEMCA que quieren instalar la división y el ombliguismo entre las plantillas.

CGT y CTM queremos dejar claro que la vuelta al trabajo en una situación atípica, no implica la renuncia a la movilización y a la huelga general indefinida con las premisas fijadas en la legislación.

Somos conscientes de que el artificio montado por el Comité de Navantia a través de la votación del pasado lunes ha deparado unas cifras claras que evidencian que la mayoría del sector está por la movilización, por la defensa de los puestos de trabajo y contra los despidos impuestos por la patronal, por el mero hecho de reivindicar.

Solo hace falta comprobar la baja participación en el plebiscito, que apenas alcanzó el 50% de quienes el comité de Navantia decidió que podía votar, para evidenciar el rechazo de las plantillas a unas prácticas sindicales ajenas a los intereses de las trabajadoras y trabajadores. Mientras el otro 50% que participó, mostró con un rechazo de más del 30% que la opción de continuar movilizándonos era la elegida, por lo que CTM y CGT se van a dar estos días para coser las fisuras generadas por el oficialismo sindical y volver a la huelga general el 4 de septiembre, porque los motivos que la provocan siguen estando intactos.

El 4 de septiembre además del inicio de la huelga a las 0h, está convocada una manifestación en Puerto Real que recorrerá las principales factorías afectadas por la convocatoria (Navantia, Alestis, Airbus) hasta llegar al Ayuntamiento de esta localidad de la Bahía.

CTM y CGT van a dedicar estos nueve día a la realización de asambleas en todas las empresas del sector del metal llamando a la huelga indefinida a partir del 4 de septiembre y han instado además, reunión ante el SERCLA en Cádiz, al objeto de intentar, a través del órgano de mediación de la Junta de Andalucía, poder avanzar en la búsqueda de soluciones para las miles de familias que dependen del sector del metal en la Bahía y la Janda, demostrando que la clase trabajadora tiene su mejor herramienta en la PRESIÓN/NEGOCIACIÓN, reiterándonos en los motivos de la convocatoria de huelga:

1.- Garantizar el futuro mediante compromisos de cargas de trabajo en el sector del metal en el ámbito de la convocatoria,

2.- Dar fin a la desigualdad en el ámbito laboral y económico y social de las personas trabajadoras en las empresas auxiliares.

3.- Garantizar las medidas preventivas que protejan la vida y la salud laboral de las plantillas evitando tristes episodios como los sucedidos recientemente en accidentes con el resultado de muertes en el tajo

4.- Evitar la precariedad laboral en el sector

5.- Readmisión de todos los despedidos y poner fin a la Política disciplinaria de la patronal del sector.

Fuente: CGT-Andalucía, Ceuta y Melilla

Fuente:

CGT – Confederal