redglobePobladores de la ciudad estadounidense de Kenosha, estado de Wisconsin, salieron a las calles el lunes por segunda noche consecutiva, para protestar en contra del ataque policial contra otro afroamericano.

Agentes policiales lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, en una jornada de protestas que ha dejado varios vehículos incendiados.

El domingo pasado, policías de la ciudad de Kenosha dispararon al ciudadano Jacob Blake, en presencia de sus tres hijos, en un suceso que quedó registrado en video. El afroamericano se encuentra hospitalizado en estado estable tras ser operado.

El hecho, considerado otro episodio de brutalidad policíaca en Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), generó disturbios durante la noche del viernes que causaron que las autoridades locales decretaran un toque de queda, refiere nota en el portal web de TeleSUR.

La noche del lunes vecinos del lugar ignoraron esa medida y se concentraron en las afueras del tribunal del condado, donde agentes antidisturbios lanzaron gases lacrimógenos.

Estos disturbios ocurren a tres meses de sucesos similares ocurridos en Mineápolis, cuando el afroamericano George Floyd, el 25 de mayo pasado,  perdió la vida tras ser inmovilizado en la calle bajo la rodilla de un agente de policía blanco.

Prensa Digital MIppCI  / VTV

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)