Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia en Común ante el inicio del curso escolar

El pasado curso escolar acabó de forma abrupta y sin una planificación adecuada como consecuencia del inesperado impacto de la Covid-19 en las aulas de todo el país. Se puso fin así a un curso escolar extraordinario que finalizó prácticamente en marzo de 2020 a falta del último trimestre.

El reto de este curso 2020-2021 debe pasar por recuperar las clases presenciales a la vez que se garantiza una vuelta segura para alumnado, docentes y familias. Para ello todas las administraciones deben movilizar todos los recursos para asegurar unas aulas sin masificar y unos centros escolares sin riesgos de contagios o brotes.

Como es sabido, el pasado mes de junio el Gobierno de España aprobó el fondo Covid19 de 16.000 millones de euros destinados a las Comunidades Autónomas para que hagan frente a la situación social derivada de la pandemia. De este importe, 2.000 millones de euros serán destinados a Educación.

Desde Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia en Común proponemos, como medida clave y sin la cual la utilidad de las demás medidas queda en entredicho, que este fondo educativo Covid-19 se distribuya como una partida finalista a las Comunidades Autónomas que sirva para contratar más profesorado y más profesionales en los centros educativos públicos para conseguir dos objetivos fundamentales:

  1. Rebajar la ratio dentro del aula para poder garantizar la distancia mínima de seguridad establecida por el Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias (como la OMS).

  2. Evitar la presencia de profesionales que presenten factores de riesgo y garantizar también las bajas laborales que se pudieran ocasionar debido a la pandemia.

La voluntad de Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia en Común es asegurar que la vuelta segura a las aulas sea una prioridad de todas las administraciones educativas y, por lo tanto y para ello, debe existir una clara coordinación y cogobernanza entre las Comunidades Autónomas, que son quienes tienen las competencias correspondientes, y los ministerios de Educación y de Sanidad.

Además de destinar el fondo extraordinario a la contratación prioritaria de personal educativo en los centros escolares públicos, se propone que una parte de la partida finalista destinada a las Comunidades Autónomas vaya también a garantizar una serie de medidas de seguridad propuestas por el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud. Entre otras:

  • Garantía de suministros higiénicos: Las Comunidades Autónomas garantizarán el suministro de materiales higiénicos contra la Covid-19 en todos los centros educativos (especialmente mascarillas, geles hidroalcohólicos y desinfectantes).

  • Evitar aglomeraciones: Los centros educativos trabajarán medidas específicas para evitar aglomeraciones mediante la habilitación de nuevos espacios, aulas burbuja, desdoblamiento de clases y organización de horas de recreo escalonadas.

  • Horario de lavado de manos: Siguiendo las recomendaciones de la OMS, cada centro educativo establecerá tres horarios repartidos a lo largo de toda la jornada de lavado de manos para todo el alumnado. El profesorado también deberá lavarse las manos.

  • Uso de mascarillas. El alumnado, el profesorado y el resto de personal del centro deberá utilizar mascarillas (excepto los menores de seis años).

  • Ventilación de los centros: Los centros educativos garantizarán la necesaria ventilación de sus instalaciones, especialmente en aquellas aulas donde se prevea mayor concentración de personas.

Además, y ante la posible aparición de rebrotes en los centros educativos, proponemos la ampliación de la partida finalista de educacion y la adopción de las siguientes líneas de actuación:

  • Mesa de coordinación: Establecer una mesa de coordinación para cada Zona Sanitaria, coordinada por la Consejería de Sanidad de cada Comunidad Autónoma, con presencia de los Ayuntamientos de la zona y los centros educativos de cada zona. El objetivo sería establecer un protocolo claro para cada centro educativo en función de la situación epidemiológica que presente cada Zona Sanitaria.

  • Plan individual de contagio: Establecer un plan educativo individual para cada alumno diagnosticado de contagio de la Covid-19 con el objetivo de que, mientras dure su particular confinamiento, se aborde la educación a distancia necesaria.

  • Plan especial de centro: Establecer un plan de educación a distancia para aquellos centros educativos cuyo cierre presencial sea requerido por las autoridades sanitarias debido a algún rebrote.

Fuente:

Podemos