Palacio de Miraflores, Caracas.- El Presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció el boicot que promueve la Casa Blanca, en conjunto con la extrema derecha nacional e internacional, que apunta a sabotear, las elecciones del Poder Legislativo del próximo 6 de diciembre.

“Pretenden boicotear el derecho a votar” puntualizó al tiempo que llamó al pueblo a combatir con fuerza esta nueva campaña contra la paz nacional.

En ese contexto de agresiones imperiales, el Jefe de Estado, instó a los organismos competentes a afinar todas las estrategias de inteligencia para resguardar la defensa nacional, así como defender el derecho soberano y constitucional de renovar las autoridades parlamentarias.

Además, exhortó a la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a continuar impulsando la campaña electoral en redes sociales que convoca a la unidad nacional para reinstitucionalizar este Poder Público y contrarrestar la mediática internacional financiada desde Washington que pretende tergiversar la verdad de Venezuela.

En ese mismo orden, el Mandatario Nacional, denunció el pronunciamiento de Iván Duque, quien de forma arrogante e injerencista aseguró este lunes, que no reconocerá los resultados de las elecciones parlamentarias en Venezuela.

Las declaraciones del presidente neogranadino, surgieron luego de reunirse con el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, quien inició una gira que comprende la visita a Colombia y Panamá, centrada en extremar la política guerrerista de “máxima presión”, contra Venezuela.

Frente a esta nueva política de arremetida contra la nación, Maduro, sentenció “que las políticas, del gobierno que lidera Duque están centradas en los intereses del imperio norteamericano”, lo que convierte a esa gestión, en una colonia más de la hegemonía capitalista.

En este sentido, el Presidente Maduro, instó a Duque, a respetar la decisión del pueblo venezolano y a ocuparse de los asuntos de su país, donde destaca la crisis sanitaria que atraviesa esa nación, por la ausencia de políticas de protección al pueblo frente a la pandemia por COVID-19, posicionándose en el puesto número ocho del ranking mundial con mayor cantidad de infectados y fallecidos.

Igualmente Colombia, continúa enfrentando una severa violación a los Derechos Humanos, con la desaparición forzosa de líderes sociales.

Prensa Presidencial/Rossy Herrera

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)