La Federación Sindical Mundial, en representación de sus 105 millones de miembros en todo el mundo, expresa su apoyo y solidaridad internacionalista con la clase obrera y el Pueblo del Líbano después de las desastrosas explosiones del 4 de agosto en el puerto del Líbano que causaron numerosas bajas y miles de personas heridas.

La FSM sigue con preocupación los acontecimientos sobre las explosiones y exige una investigación para revelar qué las causó.

Como movimiento sindical militante del mundo, estamos firmemente al lado de nuestros hermanos y hermanas en el Líbano y expresamos nuestras sinceras condolencias a las familias de las víctimas y deseamos una pronta recuperación para los heridos.

EL Secretariado

Fuente:

Federación Sindical Mundial