redglobeEl expresidente y primer líder indígena boliviano, Evo Morales, denunció este miércoles la privación de libertad de la alcaldesa del municipio Vinto, Patricia Arce, por ser solidaria con las familias pobres, durante el Estado de Excepción ilegal en Cuarentena debido a pandemia generada por Covid-19.

Así lo escribió y adjuntó con video donde la misma alcaldesa responde preguntas que le formulan y sostiene su posición, luego de ser privada de libertad:

@evoespueblo La alcaldesa de Vinto, Patricia Arce y sus hijos fueron sacados anoche de su casa por policías armados y llevados a prisión. Delito: ser solidaria con familias pobres. Grave violación a DD.HH. que denunciamos a @CIDH y  @ONU_es. #Bolivia en Estado de excepción ilegal en cuarentena

Patricia Arce, alcaldesa del municipio Vinto, Provincia de Quillacollo, en el Departamento boliviano de Cochabamba, fue detenida el martes por efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), acusada de presuntamente haber infringido la cuarentena que rige en el país.

Presunta denuncia

Inicialmente, la Felcc informó que vecinos denunciaron a Arce por encontrarse realizando una actividad con varias personas, lo cual está expresamente prohibido en el decreto supremo 4.200, que establece el aislamiento social en Bolivia.

La realidad

Sin embargo, horas después trascendió que las personas que estaban en el domicilio de la alcaldesa eran sus cinco hijos, la novia de uno de ellos, y su chofer.

De igual forma, se planteó que Arce estaba ingiriendo bebidas alcohólicas, cuestión que pudo desmentir la propia detenida al hacer declaraciones a la prensa horas después, a través de las que pudo informar que le habían hecho dos tests de alcoholemia, y ambos habían resultado negativos, reseña una nota de Telesur y es el sonido del video que dio a conocer Evo Morales en su mensaje por la red Twitter colocado en esta nota.

Esta misma semana, la Defensoría del Pueblo de Bolivia denunció las detenciones ilegales de que están siendo objeto autoridades del Departamento de Cochabamba, esgrimiendo el Gobierno de facto como justificación, el combate a la Covid-19.

 Patricia Arce, militante del Movimiento al Socialismo (MAS) y lideresa de dicha organización en el Departamento de Cochabamba, uno de los bastiones masistas en Bolivia, es la misma que en ocasión del golpe de Estado a Evo Morales en noviembre pasado, fue secuestrada y humillada por adversarios políticos.

En aquella ocasión, fue rapada y pintada de rojo con el objetivo de intimidarla en su gestión llevando adelante las políticas del MAS, pese a lo cual, se ha mantenido al frente de la alcaldía para la que fue electa.

Prensa Digital MIppCI / Red Social Twitter

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)