En el sector de Monjarás, Choluteca al sur de Honduras, se ha reportado ayer el asesinato de un nuevo dirigente social en el país, se trata de la líder campesina, Iris Argentina Álvarez, quien falleció a causa de un disparo de escopeta.

De acuerdo con la Red de Defensores de Derechos Humanos del Sur (Redehsur), la activista social pereció en la violenta represión que perpetró la empresa de seguridad CRAE’S, que presta servicios a la azucarera “La Grecia”.

Video: A BALA VIVA SEGURIDAD PRIVADA REPRIME CAMPESINOS EN SUR DE HONDURAS

En la mañana del jueves, elementos de esta empresa de seguridad llegaron para desalojar a punta de bala a miembros de la organización campesina “Cerro Escondido”, hiriendo de gravedad a doña Iris de 52 años.

La occisa pereció a eso de las 2:00 de la tarde, luego de ser rescatada en medio del “fuego vivo” por defensores de derechos humanos. Y es que en este sector ninguna ambulancia se hizo presente, por lo que los defensores arriesgaron si integridad para transportar a doña Iris, en medio de los disparos.

En el acto, otras seis personas resultaron heridas y según un artículo del portal “Defensores en Línea”, cuando la empresa campesina se apersonó a oficinas de la Policía Nacional en esa región, estos les informaron que tenían prohibido atender a los ciudadanos por la emergencia nacional de Covid-19.

Hasta el momento la empresa CRAE’S no ha emitido un pronunciamiento al respecto en sus redes sociales. Con este caso, ya son más de 150 defensores asesinados en el país desde 2009, cuando a raíz del golpe de Estado, empezó a dispararse la violencia contra ambientalistas, periodistas y líderes sociales.

Fuente:

El Libertador