En San Pedro Sula, el equipo de médicos que atiende a los pacientes con Covid-19, también han dado un ultimátum al Gobierno de Juan Hernández ya que aún no reciben el equipo de protección biomédica.

En ese contexto, han dado un plazo de 72 horas para ser abastecidos con el equipo de protección necesaria, amenazando con que si éste no llega se retiraran de las áreas de hospitalización y emergencias del Hospital Mario Catarino Rivas.

En esta ciudad se registró la muerte por la infección de la doctora Denise Murillo, quien se convirtió en la primera médico que pereció por atender a los ciudadanos a pesar del alto riesgo.

Además, ha trascendido que ya son 19 especialistas los que han abandonado sus labores por la falta de equipo. En un comunicado alegan que “las condiciones de trabajo no son las adecuadas para el personal de salud”, lo anterior especialmente en las salas de urgencia de obstétrica y ginecología.     

Señalan que a la fecha el equipo básico de protección: lentes, pantallas faciales, gafas ajustables, batas, gorros, botas, guantes y mascarillas, no se han proporcionado al personal.

Se informó que los 19 miembros han sido afectados a un “retiro forzado”, luego de hacerse los exámenes necesarios para identificar el virus en su cuerpo, estando aun a la espera de resultados con sintomatología.  

Fuente:

El Libertador