A través de un comunicado, la Asociación Hondureña de Médicos Residentes (ASOHMER), han dado un plazo de 48 horas al Gobierno para el abastecimiento de equipo de protección personal que cumpla los estándares de bioseguridad para seguir ofreciendo atención.

En el documento, el personal de salud pide a la autoridad los insumos que cumplan con estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tales como: mascarillas N95, lentes y caretas de protección, overol desechable, gorros, botas y guantes.

La solicitud va para “todos los centros asistenciales a nivel nacional donde laboran médicos residentes”. Además amenazan que si el régimen no cumple: “Se procederá al retiro del 100 por ciento de los médicos residentes, tanto de salas de hospitalización como emergencias a nivel nacional; los cuales aportan una gran mayoría de la atención médica del sistema de salud pública del país”.

Los médicos han llegado a este extremo ya que desde la entrada en emergencia nacional, han sido de los últimos en recibir el equipo de protección para atender a los casi 200 infectados con Covid-19. La presión ha aumentado luego de lamentar el deceso de la doctora Denise Murillo, quien sucumbió anoche luego de tres días de sufrir los síntomas.

En el comunicado reclaman que desde el pasado 11 de marzo se pidió el equipo de bioseguridad y que sólo han observado como las autoridades de otras instituciones cuentan con los insumos que deberían estar específicamente en hospitales.

A continuación el comunicado íntegro:  

Comunicado de médicos de Honduras

Fuente:

El Libertador