La pandemia mundial del Coronavirus agudiza las contradicciones del capitalismo y expone aún más las actitudes empresariales en un contexto donde el gobierno argentino dispuso del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, priorizando la salud por encima de las ganancias.

El Ingenio Ledesma, con la excusa de que fabrica productos esenciales, se niega a darle licencia a sus trabajadores mayores de sesenta años y con enfermedades crónicas, que son factor de riesgo ante el Covid-19.

La empresa no cumple con las medidas necesarias para garantizar la salud y la integridad de los obreros azucareros, que son amenazados con perder el presentismo. El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma, Rafael Vargas, aseguró que la empresa “aprovecha para seguir trabajando cuando hay sectores que no deberían, que tranquilamente podrían cumplir la cuarentena y no tener a los trabajadores bajo riesgo, sobretodo a las personas mayores de 60 años o con problemas de salud”.

“Tienen la historia clínica de cada uno, saben quiénes tienen una enfermedad y deberían darles permiso para que permanezcan en cuarentena”, enfatizó Vargas, quien le mandó una carta de documento al Ingenio ante los incumplimientos registrados.

Los números por sobre las vidas

Santiago Hamud, del Partido Comunista de Jujuy, remarcó que “lo de Ledesma viene en línea con lo que hace Techint, ambos priorizan sus ganancias ya sea para despedir y no enfrentar costos durante la cuarentena o para hacerle producir a los trabajadores en malas condiciones”.

“Repudiamos esto y manifestamos mediante un comunicado nuestra posición, no se tendría que exponer así a los empleados en pos de priorizar el negocio por encima de la vida de los trabajadores y las trabajadores”, añadió el también integrante del MTL.

En cuanto al contexto que atraviesa la provincia, Hamud enfatizó: “aquí la situación es muy compleja. Hay muchos casos de violencia policial y detenciones arbitrarias”, a lo que agregó que “si bien Morales tomó medidas sanitarias en algunos casos acertadas, ya que fueron en línea con las nacionales, no tomó ninguna medida económica: hay un porcentaje muy alto de trabajadores estatales en Jujuy y sin embargo no hay política de contención a ese sector ni a los que hacen changas día a día”

En cuanto a la violencia institucional, el militante comunista hizo hincapié en que “a los pobres si nos agarran en la calle nos tratan muy mal, en cambio, una vocal del Poder Judicial rompió la cuarentena, no la metieron presa y está en cuarentena en un muy buen hotel”.

Por último, Hamud destacó las directivas nacionales que encabeza Alberto Fernández, al señalar que “alivia mucho las medidas que se están tomando, que ante la ausencia del gobernador, las ayudas del gobierno son acertadas y eso lo percibimos en la gente”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina