Palacio de Miraflores, Caracas.- Desde el municipio San Antonio, ubicado en el estado Táchira, han ingresado seis mil personas a territorio venezolano durante el mes de marzo, luego de la adopción de medidas de prevención contra el Coronavirus (COVID-19).

El balance lo ofreció el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien precisó que todos los viajeros serán sometidos a pruebas diagnósticas a fin de descartar casos de la enfermedad infecciosa.

“A todos se les van a aplicar pruebas rápidas. (También) hemos recibido 600 personas por la frontera de Apure, más de la mitad se han ido a sus casas después de hacer la cuarentena y recibir sus pruebas rápidas”, explicó desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Indicó que, a pesar del respaldo bridado por la administración de Iván Duque a maniobras terroristas en Venezuela, ambos gobiernos están en la obligación de establecer mecanismos de coordinación para la atención oportuna de zonas fronterizas.

El Dignatario destacó que las autoridades sanitarias de ambas naciones han mantenido conversaciones respecto a las estrategias necesarias para contener el avance del COVID-19 y, a su vez, preservar la salud de la población vulnerable.

Por otro lado, señaló que sostuvo un contacto telefónico con su homólogo de Argentina, Alberto Fernández, con la intención de compartir información sobre las medidas de aislamiento social y mecanismos de atención activados a propósito del Coronavirus.

“Ambos estuvimos de acuerdo en que la cuarentena es la base para derrotar la expansión del Coronavirus y cada quien está aplicando sus estrategias de despistaje”, puntualizó.

El Jefe de Estado agradeció la asistencia técnica brindada por  la Organización Mundial de la Salud (OMS) y países como Cuba, China y Rusia en materia de insumos y especialistas para frenar la pandemia, cuyas cifras de contagio global se ubica en 784.006 casos.

Prensa Presidencial / Karelis González

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)