Cierre de los malls y patios de comida, horarios diferidos de entrada, que la industria unifique criterios de horarios de cierre de los supermercados, restringir el ingreso de clientes de manera dosificada en pequeños grupos , decretar “Cuarentena” a todos los trabajadores y trabajadoras que pertenecen a “grupos de riesgo”.

Esas son algunas de las medidas que plantearon este miércoles en conferencia de prensa, realizada en la sede de la CUT los dirigentes: Manuel Díaz, presidente de la Confederación Coordinadora de Sindicatos del Comercio y Servicios Financieros; Mauricio Acevedo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Farmacias (Fenatrafar) Patricio Venegas, secretario General del Sindicato Interempresa Líder-Walmart y David Acuña, del Consejo Ramal del Comercio de la CUT. Todos acompañados por la presidenta y el secretario General de la Central, Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz respectivamente.

Las medidas propuestas por los gremios están en el marco del Plan Nacional de Emergencia que entregó ayer la CUT a la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, en el que no solo se proponen medidas en materia sanitaria también en el ámbito de protección y resguardo del empleo y salarios y en el área económica para mantener activa la economía chilena, evitando así su debilitamiento.

Entre las disposiciones propias para el sector, los dirigentes enfatizaron la exigencia al Gobierno de decretar: “…inmediatamente el cierre de los malls y patios de comida, pues son espacios propicios para las aglomeraciones, multiplicándose así el potencial contagio del virus y, por lo demás, son lugares que alientan a que el público acuda, sin necesidad, al resto de las tiendas y supermercados”.

También, demandaron “…decretar, desde ahora, un horario diferido de entrada y se adelante drásticamente el horario de salida de nuestros trabajadores con el fin de evitar que los trabajadores se expongan a espacios con más de 50 personas -como el transporte público- donde es difícil mantener la distancia social que sugiere la autoridad sanitaria. Para ello, la industria debe unificar criterios de cierre de los supermercados y centros comerciales para resguardar la llegada a sus hogares de las y los trabajadores”.

Figueroa, junto con respaldar las demandas de los gremios, dijo que es pertinente evidenciar la realidad de los trabajadores de los distintos sectores productivos y servicios del país: “…entendemos que no todos los sectores van a vivir de la misma manera y con la misma implicancia esta crisis sanitaria. Hay sectores que van a estar mucho más expuestos, entre ellos el Comercio por la gran cantidad y flujo de clientes que reciben; los sectores de las farmacias por ser la ´primera línea’ a la hora de garantizar medicamentos e insumos básicos y también por cierto los trabajadores del transporte que hoy son los que están movilizando a una población que está sometida a altos riesgos”.

Fuente :

CUT – Central Unitaria de Trabajadores de Chile