La propuesta es integral pues no solo aborda las medidas propiamente sanitarias para enfrentar la propagación del Coronavirus también plantea disposiciones de protección del empleo y salarios y medidas para evitar el debilitamiento de la economía chilena, convocando el diálogo social tripartito –Gobierno, empleadores y trabajadores- como estrategia para enfrentar la Fase 4 de la emergencia sanitaria y que de acuerdo al último reporte de las autoridades ya se registran 201 personas contagiadas en el país.

“Es un plan que no solo contempla medidas sanitarias sino que también económicas y de protección del empleo porque entendemos que no puede ni debe producirse en una situación como esta, ningún tipo de abuso. No queremos trabajadores y trabajadoras despedidos; no queremos a trabajadores y trabajadoras temiendo por sus ingresos, por sus salarios. Por eso hemos dicho que debemos mirar la experiencia comparada”, señaló la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa tras el encuentro que sostuvo con la ministra del Trabajo, María José Zaldívar la mañana de este martes en la dependencia ministerial a la que asistieron también la vicepresidenta Nacional y el secretario General de la CUT, Amalia Pereira y Nolberto Díaz respectivamente.

En esa línea, dijo que en la elaboración de este Plan, se revisaron las disposiciones que han tomado los distintos países que se han visto impactado por casos de la COVID-19: “…lo que hemos hecho es mirar cuáles han sido los acuerdos de diálogo social que se han suscrito entre gobiernos, empleadores y trabajadores de tal manera que las medidas no sean solo medidas que dependan de la voluntad de un Gobierno o de una contraparte sino que sean en el marco de un efectivo diálogo social que resguarde, insistimos, no solo la salud y seguridad de los trabajadores sino que también sus ingresos”.

Fuente :

CUT – Central Unitaria de Trabajadores de Chile