PCV VenezuelaEl Partido Comunista de Venezuela (PCV) levanta su voz, nuevamente, para denunciar el conjunto de situaciones que están sucediendo en la empresa Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), que demuestran la acelerada descomposición del modelo corporativo de gestión y dirección que han impuesto las transnacionales para mantener la principal industria del país al servicio del gran capital imperialista.

Recientemente conocimos la designación de la Comisión Presidencial “Alí Rodríguez Araque” que, luego del anuncio del presidente Nicolás Maduro, está al frente de la dirección de PDVSA y ha venido actuando a partir de un conjunto de detenciones que hasta ahora no señalan la responsabilidad principal de los graves problemas estructurales y que, por el contrario, deja en evidencia las múltiples pugnas y contradicciones en el seno de la dirección de la estatal petrolera, cuando lo que amerita para estar al servicio real de los intereses del pueblo venezolano es el desarrollo de un proceso de transformación revolucionaria, que coloque a la clase trabajadora, no a la burocracia sindical corrompida y genuflexa, al frente de la gestión y dirección de la empresa.

Las y los comunistas hemos señalado la necesidad de un nuevo modelo de gestión múltiple de la estatal, bajo control obrero y popular de los procesos de producción, basados en la dirección colectiva para desterrar la corrupción, la ineficiencia, los modelos autoritarios y anti democráticos en la gestión. También, desde la base del movimiento obrero petrolero, se han presentado diversidad de propuestas y proyectos de recuperación de la industria, que al no tributar a los procesos de acumulación individual de capital en beneficio de altos personeros de la dirección de la empresa, ni favorecer la corrupción, ni la línea de reprivatización que se está imponiendo, no han sido considerados.

Esta Comisión Presidencial debe trabajar en la adopción de medidas dirigidas a desmontar el poder de los monopolios privados transnacionales, castigar ejemplarmente a corruptos, especuladores y mafiosos sin importar su pertenencia política ni el poderoso sector al que pertenezcan, y no dedicarse a perseguir a las trabajadoras y trabajadores que en defensa de los intereses del país y de sus propias reivindicaciones laborales, denuncian la corrupción y la quiebra programada de la empresa para justificar su privatización; debe trabajar en promover el impulso de políticas para el desarrollo de la empresa, garantizar los derechos de los trabajadores y sus familias como actividad que dignifique al ser humano, fortalecer el salario dotándolo de un carácter digno y suficiente para vivir dignamente y restituirlo como componente principal del ingreso de las y los trabajadores.

En los últimos días, hemos conocido de la violación de los derechos de dos jóvenes trabajadores: Alfredo Marcial Chirinos Azuaje V-18.263.686 y Aryelis Torrealba V-15.228.578, que fueron aprehendidos y encarcelados por órdenes de la Comisión Presidencial, violentando el derecho al debido proceso, y calificándoles de “traidores a la patria”.

Tanto Alfredo Marcial Chirinos como Aryelis Torrealba fungían como Gerente de Operaciones Especiales y Gerente General de Operaciones de Crudo, respectivamente. Fue conocido por los medios de comunicación las denuncias señaladas por estos dos funcionarios, sobre múltiples irregularidades en las compras y licitaciones que realizó PDVSA, haciendo énfasis en las relacionadas con las áreas de comercialización y suministro de la industria petrolera. Es inaceptable que quienes denuncien las corruptelas y entrega de los principales activos del país al capital monopólico transnacional, sean perseguidos y judicializados para acallar las demandas y protestas obreras.

El PCV se suma a las voces que exigen la inmediata restitución de los derechos infringidos a estos jóvenes trabajadores, el respeto al debido proceso, la existencia de las garantías necesarias para el desarrollo de una investigación imparcial con Alfredo y Aryelis en libertad. Ante la ausencia de confianza en la actuación imparcial de las autoridades involucradas, demandamos se designe un equipo que realice la experticia judicial y cuente con la debida credibilidad moral y política ante la sociedad venezolana para investigar no solo la situación planteada con Chirinos y Torrealba, sino la actuación de la actual Junta Directiva de PDVSA encabezada por el general Quevedo. Nuestro pueblo tiene derecho a conocer el balance de cada gestión.

Frente a la agresión que sufre la patria venezolana por parte del imperialismo, el papel de la clase obrera y del pueblo trabajador de la ciudad y el campo es fundamental en el impulso de la producción y la defensa de la soberanía nacional. PDVSA como principal activo del pueblo venezolano debe estar en sintonía con los retos que enfrenta el país, lo cual sólo es posible sí se avanza hacia la concreción de la gestión múltiple de los procesos productivos en la empresa, encabezada protagónica y dirigentemente por las y los trabajadores y no con políticas de persecución hacia el sujeto histórico que encarna la posibilidad de transformar la base económica del país.

¡A Luchar y Vencer con l@s trabajadores al poder!

¡Corruptos y mafiosos a la cárcel, estén donde estén!

¡En sus 89 años, el destacamento de la clase obrera venezolana: el PCV, continúa dando la cara!

Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV).

Caracas, 05 de marzo 2020.

Fuente: PCV via Facebook / RedGlobe