Declaración de la Comisión Nacional Pueblos Originarios del PCCh ante Proceso Constituyente

La Comisión Nacional de Pueblos Originarios del Partido Comunista de Chile manifiesta su posición respecto de la participación de los pueblos originarios que habitan el territorio en el proceso de elaboración de una nueva Constitución.

La movilización masiva y la lucha de millones de personas en el contexto de la crisis social que pone al descubierto el fracaso del neoliberalismo como sistema económico en Chile, a partir del 18 de octubre se traduce en una exigencia mayoritaria de transformaciones profundas en el plano político, económico y cultural. Sin embargo, el gobierno de Sebastián Piñera insiste en la criminalización, la represión y la toma de medidas de corte neoliberal absolutamente insuficientes.

Por su parte, el pueblo movilizado en las calles de todo el territorio levanta las banderas de los pueblos originarios que habitan nuestro territorio como un gesto genuino de reconocimiento de su existencia, de sus luchas y demandas, algo que el Estado de Chile nunca ha querido reconocer. Al mismo tiempo, los pueblos originarios se solidarizaron y manifestaron sus sentimientos de admiración por despertar del pueblo chileno.

En este contexto los pueblos originarios continúan y continuarán en la lucha con el pueblo chileno, con el objetivo de cambiar la Constitución a través de una Asamblea Constituyente, la que debe garantizar la efectiva participación a través de escaños o cupos reservados, paridad de género y participación de independientes.

El proceso constituyente que se inicia no puede excluir a los pueblos originarios. La existencia de escaños reservados en el órgano constituyente para los nueve pueblos que habitan el territorio es una condición necesaria si este proceso se quiere declarar democrático.

Exigimos que se tengan presente siempre las demandas de fondo e históricas de los pueblos originarios, como lo son que Chile sea definido como un Estado Plurinacional, con reconocimiento a los pueblos originarios como preexistentes al Estado de Chile, el pago de la deuda histórica, el derecho a la autonomía y la libre determinación, la tierra, el territorio y los recursos naturales, y la garantía de los derechos civiles y políticos, sociales culturales y lingüísticos.

La participación de representantes de pueblos originarios en la redacción de un nuevo texto constitucional, así como el reconocimiento de su existencia en la nueva constitución representará no sólo un logro en la lucha ancestral de los pueblos originarios, sino también un importante avance para Chile y para la diversidad de su cultura e identidad.

Que se puedan alcanzar las demandas sociales planteadas en las calles depende de que se mantenga la movilización popular y la participación en los espacios deliberativos autoconvocados, como los cabildos, asambleas, encuentros, trawun y conversatorios, exigiendo Asamblea Constituyente; sosteniendo en todos los espacios la demanda ancestral de reconocimiento y participación política para los pueblos originarios.

Por último, exigimos al gobierno de derecha el retiro inmediato de las indicaciones legislativas en el senado como la suma urgencia para la discusión del Consejo y Consejos de Pueblos Indígenas, ajustándose a los tiempos de discusión de los pueblos originarios.

Comisión Nacional de Pueblos Originarios

Partido Comunista de Chile

6 de enero de 2020

Fuente:

Partido Comunista de Chile

Artículos Relacionados