Reinicio de operaciones en Planta Casima es un logro de la clase obrera

El trabajo en equipo, la voluntad y el compromiso fueron aspectos fundamentales en el arranque de planta Casima en el Complejo Siderúrgico Nacional (CSN), ubicado en el estado Bolívar.

En este proceso también se destaca la conformación de los Consejos Productivos de Trabajadores (CPT) y del Cuerpo Combatiente para la Seguridad de las Empresas Básicas de Guayana, quienes imprimieron una nueva dinámica organizacional y laboral.

Cabe destacar que el Complejo Siderúrgico Nacional produce acero de la mejor calidad para el mercado de la construcción nacional y cuenta con dos centros operativos encargados de la fabricación de acero líquido: Planta Casima y planta Barquisimeto, tuteladas por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). En estas se elaboran semiterminados utilizando hornos de arco eléctrico y modernos procesos de colada continua.

En planta Casima la clase trabajadora articuló con directivos y el Ejecutivo nacional, a fin de garantizar el avance y puesta en marcha de la empresa.

Haciendo frente a las agresiones del imperialismo norteamericano, hombres y mujeres devolvieron la operatividad de la empresa para el desarrollo de la Patria, sustituyendo procesos de importación con mano de obra venezolana.

Con su activación el sector acero será impactado positivamente en la fabricación de cabillas para la construcción, así como el incremento en la producción de briquetas para la industria nacional.

Pablo Díaz, integrante de la Gerencia de Planta Casima, agradeció el apoyo dado por la Siderúrgica del Orinoco «Alfredo Maneiro» (Sidor), que aportó materia prima e insumos para el reinicio de las operaciones.

“El resto del trabajo se hizo con mano de obra propia. Todo el personal nuestro, desde técnicos, especialistas, hasta obreros, se abocaron al proceso. Desde el mes de marzo se emprendió el mantenimiento mecánico y eléctrico, así como en otras áreas, para poner la planta a tono”, señaló.

A pocos días del arranque en Casima, Díaz manifestó que las expectativas son positivas. “El personal está muy motivado y contento, es algo que todos estábamos esperando porque se traduce en beneficio para el trabajador, para sus familias, para las empresas del complejo aguas abajo y mucho más”, refirió.

Asimismo, agregó que existe un equipo multidisciplinario atento para aportar soluciones y corregir alguna falla que se pueda presentar.

“Contamos con el apoyo de un equipo muy comprometido, desde nuestro presidente Rubén Da Silva y nuestro director Juan Díaz, para seguir trabajando y ajustando lo que haga falta, a fin de garantizar el producto final”, acotó.

Trabajo en equipo

En los últimos meses el vicepresidente Sectorial del Área Económica y ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami, junto a su equipo de trabajo acompañó a los CPT, supervisó los avances de las alianzas estratégicas, participó en asambleas con la clase obrera y realizó visitas de inspección para verificar las líneas de trabajo, el modelo de gestión y el plan productivo de cada empresa.

El alto funcionario no dudo en calificar como un milagro de la clase trabajadora la reactivación de planta Casima.

“Estamos viendo el milagro de levantar nuestras capacidades productivas. Los trabajadores han emprendido significativos cambios para incrementar su producción, ahorrar recursos al país, además de concretar la transferencia tecnológica”, señaló.

Por su parte, el presidente de CSN, Rubén Da Silva, reconoció el esfuerzo de los trabajadores, quienes han demostrado su compromiso con la construcción de un nuevo modelo económico en el país y permitieron el arranque de planta Casima.

De esta manera la clase obrera de las empresas estratégicas del país, en apoyo al presidente de la República, Nicolás Maduro, ratifica su deber con el desarrollo de la Venezuela potencia para fortalecer el aparato productivo y derrotar la guerra económica.

Prensa Digital MippCI / CSN

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Artículos Relacionados