Evo Morales ratifica que golpe de Estado en Bolivia fue por el litio

redglobeEl presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, ratificó este martes que el golpe de Estado contra su gobierno fue un golpe por el litio, ya que a su juicio los países con intereses imperiales saben que el futuro de la energía está en este mineral.

«Es un golpe al litio. El futuro en la energía es el litio. En una ocasión fui a ver una planta de baterías de litio, quedé impresionado. Allí supe que sólo quieren materia prima y no que nos industrialicemos», expresó Morales, en una rueda de prensa que ofreció en Argentina, trasmitida por Telesur y reseñada por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La nota indica que durante su gobierno se produjeron 400 toneladas de litio. «Como socios de mercado se presentaron China, pero no participó Estados Unidos (EEUU), cómo EE.UU. no va a ser parte de este gran negocio del litio, para explicar que de allí vino el golpe de Estado el pasado 10 de noviembre.

El líder indígena aseveró: «Hemos demostrado que el crecimiento económico en Bolivia ha sido el primero en Suramérica. Seguidamente preguntó: ¿Hasta cuándo nos van a gobernar desde arriba y afuera? ¿Cuándo nosotros mismos nos vamos a gobernar?».

Asimismo, indicó que una vez iniciaron las protestas de grupos de derecha contra su gobierno, que tenía como objetivo materializar el golpe de Estado, reconoció que se confió demasiado, ya que no era la primera vez que estos sectores intentaban este tipo de acciones, las cuales habían sido derrotadas de manera pacífica.

«En 2011 los opositores gritaban cerca del palacio «Villarroel» y se quedaron como dos semanas con carpas y no los reprimimos y no los lastimamos para nada. Con este golpe hubo mucha confianza».

Agregó que «faltando una o dos o tres semanas, me llaman para decirme que políticos de oposición se habían reunido para dar un golpe de Estado. Yo no lo creí, no le di importancia», y ratificó que fue «un golpe de Estado racista contra el pueblo».

Recordó que este miércoles 18 se cumplen 14 años del triunfo de la revolución democrática cultural que inició en Bolivia, y ratificó que volverá a recuperar el poder de los movimientos sociales y campesinos del país andino.

En este sentido, destacó los tres grandes logros de su gobierno: «En lo político, la refundación de Bolivia. Dejar ese Estado colonial y tener un Estado plurinacional. En lo económico, las nacionalizaciones. Y lo más importante, en lo social, la redistribución de la riqueza», apuntó.

También denunció el genocidio en Sacaba y Senkata, donde fueron asesinadas al menos 18 personas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y señaló que hasta la fecha no ha habido «ni un investigado, ni un encarcelado. ¿Dónde está la Fiscalía? Los dirigentes que se movilizaron para recuperar la democracia, en la cárcel, más de 1.300 detenidos», señaló.

Prensa Digital MippCI / Telesur / AVN

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Artículos Relacionados