Gobierno de facto boliviano eliminó visa de ingreso a estadounidenses e israelíes

Como parte de las medidas del régimen de Jeanine Áñez de desmontaje de las decisiones del gobierno depuesto de Evo Morales, el gobierno de facto de Bolivia eliminó el requisito de visa de ingreso al Estado Plurinacional para ciudadanos estadounidenses e israelíes.

«Tenemos la necesidad de abrirnos al mundo y eso no significa perder nuestra esencia, nuestra cultura, menos aún nuestra identidad. Bolivia necesita apertura comercial para incrementar el flujo del turismo y de las inversiones extranjeras», justificó Áñez el decreto, destaca Prensa Latina

.

Con esta acción, el gobierno de Añez echa por tierra las decisiones soberanas que existían en el país andino, que en el caso de Estados Unidos significaron aplicar estrictamente el principio de reciprocidad, pues Washington exige visa para el ingreso de bolivianos a su territorio.

El gobierno de Morales declaró en septiembre de 2008, persona no grata al embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, por intromisión en los asuntos internos bolivianos, debido a que alentaba a un violento movimiento opositor separatista. Desde entonces, las relaciones bilaterales se mantuvieron en el nivel de encargados de negocios.

Mientras, la ruptura de relaciones con Israel se produjo en 2009 debido a los actos de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado sionista en territorio de Gaza. En 2015, el gobierno del Morales impuso la obligación de visa a los visitantes israelíes, cuando el líder indígena declaró «Estado terrorista» a ese país, tras nuevas agresiones a la población civil palestina, objeto de repudio mundial.

Prensa Digital MippCI / Prensa Latina / AVN

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Artículos Relacionados