Declaración pública Día Internacional de los Derechos Humanos

1. A 71 años de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos las y los comunistas chilenos destacamos la enorme importancia que tiene hoy este hito para la defensa de lo dignidad del ser humano en todo el mundo y nuestro país, siendo ésta una lucha plenamente vigente.

2. Durante 17 años de dictadura la defensa y respeto de los derechos humanos de millones de chilenos y chilenas fue una constante ante la sistemática violaciones que la dictadura cívico-militar perpetró contra quienes luchaban por la democracia. Miles de compatriotas fueron detenidos desaparecidas, ejecutados políticas, presos políticos, exonerados y exiliados. Esta lucha no terminó una vez finalizado el régimen de terror, continuó, como fue desde el mismo 11 de septiembre, exigiendo fin a la impunidad, juicio y castigo a los genocidas y sus cómplices, reparación a las víctimas.

3. Hoy a casi 30 años de la derrota democrática de la dictadura, la defensa por el respeto a los derechos humanos ha vuelto a ser un conflicto presente en la sociedad. Queda claro que el paso de la dictadura a la transición política fundada en un manto de impunidad para los violadores de derechos humanos y de “justicia en la medida de lo posible”, tiene efectos en el presente. Muchas fueron las declaraciones durante la transición sobre el “Nuca Más” que en los hechos no se cumplió, y las razones se encuentran en una transición política donde las víctimas fueron postergadas y sufrieron denegación de justicia, y los violadores de derechos humanos fueron protegidos por una institucionalidad que optó por el silencio, la impunidad y la revictimización.

4, El estallido social que se inicia el 18 de octubre pasado desencadenó una brutal represión con generalizadas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos, sin que el gobierno asuma la responsabilidad política y jerárquica que tiene sobre el actuar de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad.

5. Reivindicamos el nombre de cada víctima y de sus familiares, que con su sacrificio y lucha han abierto un proceso de transformaciones inédito en la historia de Chile. La movilización de los millones que están en las calles, de quienes han perdido la vida, de quienes por acción de agentes del Estado han sufrido mutilaciones y de todos quienes han vivido atropellos a sus derechos humanos, abre la posibilidad de que Chile cuente con una Nueva Constitución.

6. Relevamos con fuerza los derechos humanos de grupos sociales vulnerados permanentemente en el plano material y simbólico. Quienes, cuando se deja sentir el terrorismo de Estado, son doblemente dañados, como son las Mujeres, Niños, Pueblos Originarios, Comunidad LGTBI, personas en situación de Discapacidad.

7. Por último, señalamos que la Paz es obra de la justicia y mientras no haya justicia y condena a los responsables directos y políticos de las violaciones a los derechos humanos, será muy difícil construir una verdadera democracia para nuestro país.

Partido Comunista de Chile

10 de diciembre 2019

Fuente:

Partido Comunista de Chile

Artículos Relacionados