Presidente lamenta rechazo de opositores y cívicos a soluciones pacíficas, alentando a continuar con el golpe

La Paz, 10 de noviembre de 2019 (MC).- El presidente Evo Morales lamentó este domingo que pese a la invitación al diálogo emitida ayer, y a la decisión de convocar a nuevas elecciones nacionales con un Tribunal Supremo Electoral (TSE) renovado, cívicos y candidatos de oposición rechacen una salida pacífica al conflicto y continúen en la búsqueda de concretar un golpe de Estado en el país.

“Sorprende, algunos cívicos, algunos candidatos no aceptan el diálogo. Yo propuse diálogo con agenda abierta, que planteen temas para poder acordar, concertar y tomar decisiones”, manifestó el Jefe de Estado en entrevista con la cadena internacional Telesur.

“Dijimos que haya nuevas elecciones, dejando nuestro triunfo; han pedido nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral, (dijimos) ningún problema, trabajemos para que hayan nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral, y ahora rechazan, piden renuncia, eso es golpe”, acotó.

Morales aseguró que hay una conspiración contra la democracia, toda vez que en un inicio se pidió ir a segunda vuelta, posteriormente se exigió ir a unas nuevas elecciones, y ahora que se garantizó llevar a cabo nuevos comicios, sectores de oposición exigen su renuncia.

“Eso es conspirar la democracia, eso es golpe de Estado, eso es no reconocer los resultados que hemos tenido en las elecciones nacionales. Solamente quiero denunciar y quiero decir al pueblo boliviano y al mundo entero, nosotros siempre vamos a buscar la paz social, nuestra política siempre va a ser para los más humildes”, afirmó.

En ese marco, aseguró que la articulación del golpe inició al día siguiente de haberse llevado a cabo los comicios generales, ya que los candidatos de oposición instruyeron a sus militantes a quemar los Tribunales Electorales Departamentales y las actas del escrutinio.

Señaló que el golpe de Estado se tenía previsto para el 29 de octubre y fueron los movimientos sociales quienes impidieron la llegada de grupos violentos que partieron de Potosí, Sucre, Cochabamba y Santa Cruz rumbo a La Paz para tal efecto. “Si ellos llegaban, estos grupos violentos, vándalos, cómo hubieran incendiado la ciudad de La Paz, porque el plan era el martes 29 de octubre dar golpe de Estado, no hubo golpe de Estado”, explicó.

A su vez, reprochó los actos violentos propagados en distintos puntos del país, provocando la quema de domicilios de asambleístas y autoridades departamentales, como es el caso del Gobernador de Chuquisaca, Víctor Hugo Vásquez, entre otros; así como la agresión a sus familiares.

“Ahora yo creo que el plan que tienen es quemar la Casa Grande del Pueblo, es su última meta”, aseveró, a tiempo de aclarar que el amedrentar buscando la firma de renuncia a la presidencia es algo “ilegal”, ya que tiene el mandato constitucional de gobernar hasta el 22 de enero del próximo año.

Fuente:

Ministerio de Comunicación del Estado Plurinacional de Bolivia

Artículos Relacionados