Cómputo oficial: Morales gana en primera vuelta

BoliviaDe acuerdo con el cómputo oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presidente y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, ganó las elecciones generales con el 47,07% de los votos y con una diferencia de 10,56 puntos porcentuales con su inmediato seguidor, el exmandatario y postulante de Comunidad Ciudadana, Carlos de Mesa.

La conclusión del recuento de votos fue posible después que los vocales del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Chuquisaca reanudaran el cómputo de votos en las oficinas de la Empresa de Vidrios Bolivianos (Envibol), en la población de Zudáñez, ya que sus dependencias en la ciudad de Sucre fueron quemadas por una turba afín a los partidos de oposición que no aceptan los resultados de los comicios.

En el recuento general, primero quedó el MAS, seguido de CC; en tercer lugar se encuentra el Partido Demócrata Cristiano (PDC) con 8,78%; en cuarto, la alianza Bolivia Dice No con 4,24%; el resto de los partidos políticos están por debajo del 2%.

Según la norma electoral, el TSE deberá presentar los resultados oficiales y finales una vez que se realice la repetición de votación en cuatro mesas del departamento del Beni, que fueron anuladas en la revisión realizada durante el conteo. Esa repetición tendrá lugar el 3 de noviembre, con lo que se completará el total de actas.

En el Beni, la diferencia entre el MAS y CC es solamente de 91 votos, por lo que la repetición de los comicios determinará si se mantiene la diferencia o cambia el primer lugar.

Respaldo de intelectuales
Intelectuales de 21 países se pronunciaron en rechazo a un intento de golpe de Estado en Bolivia, tras las elecciones generales realizadas el domingo anterior que dieron la victoria por cuarta vez consecutiva al Jefe de Estado.

Los académicos de Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Cuba, Ecuador, España, El Salvador, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Líbano, México, País Vasco, Palestina, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela rechazaron la escalada de violencia desatada en Bolivia a convocatoria del aspirante Carlos de Mesa, para desconocer los resultados electorales.

“Además de ser un hecho antidemocrático, es también un acto racista que busca impedir que se contabilicen los votos de las áreas rurales dispersas con mayorías indígenas y campesinas que históricamente han respaldado a Evo Morales”, indica el pronunciamiento.

Calificaron como una muestra de transparencia la solicitud del Gobierno boliviano a la Organización de los Estados Americanos (OEA) de realizar una auditoría al conteo oficial.

Fuente: Cambio / RedGlobe

Artículos Relacionados