Victoria popular en Chile: el gobierno de Piñera obligado a suspender el alza del precio del metro de Santiago

Las masivas protestas estudiantiles contra el aumento del precio del billete del Metro consiguieron su objetivo, a pesar de la dura represión ordenada por el gobierno neoliberal de Sebastián Piñera, que llegó a declarar el Estado de Emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo en la región Metropolitana de Chile.

El Decreto de Estado de Emergencia, como respuesta a unas legítimas protestas, no se había llevado a cabo desde la dictadura de Augusto Pinochet y puede conllevar restricciones relativas a la libertad y seguridad personales, a la inviolabilidad de domicilio y a la libertad de reunión y de tránsito.

Las protestas estudiantiles consistían en un llamamiento a la evasión del pago del billete de metro que tras la aplicación de la subida superaría el precio de un dólar, lo que afectaría gravemente a más de dos millones de familias trabajadoras que tendrían que dedicar gran parte de sus escasos recursos al excesivo pago de un servicio que debería ser considerado como un derecho y no como un negocio.

Estás protestas legítimas contra una medida neoliberal que una vez más trata de ahogar principalmente a la clase trabajadora, han sido reprimidas duramente por el Gobierno chileno, que tras negarse al diálogo y cualquier negociación ha tenido que dar marcha atrás y retirar las medidas ante la masiva y contundente movilización popular. Algo similar a lo ocurrido en Ecuador hace escasos días: gobiernos neoliberales no han podido poner en marcha su agenda gracias a la resistencia popular.

Ambas experiencias nos demuestran que con lucha y organización: sí se puede.

Fuente:

PCE – Partido Comunista de España

Artículos Relacionados