Diálogo social efectivo, pero ¡sin militares en las calles y con rebaja de tarifa!

CUT Chile»Que después de casi 30 años de retorno a la democracia tenga que estarse convocando un estado de excepción, un estado de emergencia en este caso, es solo comparable con lo vivido en dictadura frente a las protestas y demuestra el total fracaso de este Gobierno.« Con estas palabras se refirió la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa, a los últimos acontecimientos ocurridos en la capital generados por las protestas del alza del pasaje del Metro que desembocaron finalmente en que el Gobierno declarara “Estado de Emergencia” en la Región Metropolitana, permitiendo así restricciones del algunos derechos y la salida a las calles del Ejército.

Ante ello, este sábado se desarrolló una conferencia de prensa donde estuvieron presentes miembros del Comité Ejecutivo de la de la CUT y dirigentes de los sindicatos de Metro. Todos solidarizaron con los trabajadores y trabajadoras del Metro, pero también con las miles de personas que han visto alterada sus vidas ante el cierre de la red de transporte que se mantendría por todo el fin de semana.

Sobre el “estado de emergencia”, decretado por el presidente Sebastián Piñera, Figueroa agregó que: “Ninguna autoridad nos puede restringir el derecho a organizarnos a reunirnos o a movilizarnos, frente a demandas que no han querido ser escuchadas por la autoridad”.

La líder de la multigremial criticó el actuar del Gobierno, argumentando que: “Los primeros responsables de los niveles de este estallido social que se están generando, es la autoridad ante la indolencia que ha tenido frente a los distintos momentos en que las organizaciones sindicales y el movimiento social han hecho llamado al diálogo”.

En esa línea, reiteró que el Gobierno de Sebastián Piñera “ha hecho oídos sordos” a las demandas comunes de la población que son justicia social, tarifa de transporte público asequible, salarios justos, pensiones dignas y cese de alzas desmedidas de los servicios básicos, recordando que la pasada protesta del 5 de septiembre, convocada por Unidad Social (conglomerado de más de 60 organizaciones sociales, incluida la CUT) buscaba precisamente: “…dar cuenta del nivel de cansancio, de molestia, de temor a la pérdida de empleo e inquietud frente a las alzas que se estaban produciendo. Sin embargo, el Ejecutivo ha hecho oídos sordos durante todos estos años a ese llamado que ha hecho el movimiento social”.

Respecto del anuncio del Gobierno de convocar una Mesa de trabajo, Figueroa, dijo: “…más que estar convocando mesas transversales, se debiera dar una señal clara de que va a haber una rebaja asequible del transporte público, particularmente en el caso de Metro (…) El primer llamado a la autoridad es a pronunciarse sobre el debate de fondo. Y el debate de fondo sigue siendo la rebaja de la tarifa”.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Sindicatos del Metro, Paula Rivas, dijo que “Nosotros dimos durante toda la semana señales de que esto no era solo un problema puntual del alza del pasaje, si no que era una crisis social y que como crisis social había que abordarla y no fuimos escuchados por la autoridad, no se tomaron medidas oportunas por parte del Gobierno”.

También el presidente del Sindicato Metro, Eric Campos, explicó que: “Se nos hace muy difícil, diría imposible, construir un diálogo social efectivo y serio con militares en la calle. No estamos en condiciones de dialogar con la presencia militar en la calle y vamos a esperar que este estado de emergencia pase, pero además con el efecto de garantizar un diálogo social que dé cuenta de la demanda de la ciudadanía que esperamos y demandamos, que es que la tarifa sea rebajada para abrir un diálogo respecto del futuro del transporte público de Santiago”.

Fuente: CUT / RedGlobe

Artículos Relacionados