Placetas, Villa Clara.–Tenemos inteligencia suficiente y el potencial humano y material necesario para enfrentar cualquier tarea, por compleja que esta sea, dijo el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien encabeza aquí la segunda visita gubernamental al territorio villaclareño.

En recorrido por la unidad empresarial de base Producciones Mineras de Placetas, perteneciente a la Empresa Geominera del Centro, el mandatario cubano pudo conocer las potencialidades de esa entidad en la fabricación de cemento, piensos, fertilizantes, áridos y la exploración geológica asociada a minerales metálicos, como el oro.

Argelio Jesús Abad Vigoa, director de la entidad, explicó a Díaz-Canel los avances logrados en la extracción de zeolita, la producción de oro, el procesamiento de carbonato de calcio, arena sílice y el movimiento de masa minera, entre otras labores que hacen sobresalir a la entidad.

Respecto a la zeolita, el Presidente insistió en buscar la manera de convertirla en un rubro exportable, atendiendo a la calidad de ese producto y sus potencialidades para sectores como la agricultura, la construcción, la producción de fertilizantes y la potabilización del agua, entre otros usos.

En diálogo con Abad Vigoa, enfatizó en la necesidad de buscar alternativas para solucionar los problemas que tenemos, y celebró la idea de vincularse a la producción de materiales de la construcción, pinturas y otros artículos muy demandados por la población.

La Geominera del Centro produce en la actualidad unos 1 200 bloques diarios e incursiona en otras labores como la producción de mosaicos, elementos de techo, adocretos y pigmentos, entre otras, además de incrementar la entrega de áridos, fundamentalmente en la cantera de Guajabana, de Caibarién, que procesará unos 50 000 metros cúbicos este año.

En otro momento de su visita, Díaz-Canel compartió con directivos de la Empresa Viclar, vinculada a las industrias locales, donde le mostraron varios de los productos que elabora esa entidad de cara al programa de la vivienda y al ahorro de agua, entre los cuales figuran persianas, marcos, tablillas, llaves de agua y tomacorrientes.

En conversación con Rogelio Martínez, director de esa entidad, y varios ministros presentes, el dignatario llamó a multiplicar esas experiencias por todo el país, porque ellas pueden ser parte de la solución al problema de la vivienda, y en tono jocoso señaló: «Es verdad que los cubanos podemos hacer de todo».

Al salir de ese lugar y bajo un torrencial aguacero, el pueblo placeteño vitoreó al mandatario, quien fue al encuentro de la multitud, ocasión en la que recibió muchas muestras de cariño y afecto, como la expresada por Maura Rodríguez, una mujer que no temió mojarse para decirle: «Dios lo bendiga, mi Presidente».     

Fuente:

Partido Comunista de Cuba