cneLa presidenta del Poder Electoral venezolano, Tibisay Lucena, leyó un comunicado en donde se repudia y condena el desconocimiento pleno de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por parte de factores políticos nacionales e internacionales, que pretenden gestionar un golpe de Estado.

Lucena, manifestó que la autoproclamación del diputado Juan Guaidó y las agresiones contra la paz del país, son parte de las acciones que han estado orquestando los gobiernos de la región liderados por la administración Trump, que buscan desconocer la soberanía nacional.

“El ciudadano Guaidó ha optado por desconocer el mismo Sistema Electoral por cuya razón ejerce como diputado de la Asamblea Nacional. Estas acciones de la derecha son parte de un grupo de gobiernos extranjeros liderados por EE.UU. que buscan desconocer el Gobierno Bolivariano de Venezuela”, manifestó.

La presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), aseguró que son los votos de los ciudadanos venezolanos , lo que deciden quienes son los gobernantes que dirigen al país, y no los gobierno extranajeros, “El Poder Electoral exige respeto por los venezolanos que manifestaron su Derecho al Voto”.

Para finalizar, Lucen hizo un llamado al pueblo venezolano a participar en la defensa de la soberanía nacional, y mantener la paz y sosiego que necesita el país.

A continuación texto integro:

COMUNICADO DEL PODER ELECTORAL

Ante la grave situación generada contra el Estado de Derecho y la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, repudia y condena el desconocimiento pleno y la manifiesta violación del texto constitucional y el orden institucional que se evidencia en la auto proclamación el 23 de enero, por el Ciudadano Juan Guaidó, con el que se pretende concretar un golpe de Estado, por parte de factores políticos nacionales e internacionales.

El ciudadano Guaidó, quien fue electo por los votos y proclamado en cumplimiento de la ley que fundamenta al sistema electoral venezolano, ha optado por desconocer la misma ley y sistema electoral que le otorgó la investidura de Diputado para atacar, sin asidero jurídico alguno, a toda la estructura constitucional de los poderes públicos y, en especial, al Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, ciudadano Nicolás Maduro Moros, electo y proclamado bajo la misma ley y sistema electoral, por cuya razón ejerce, de manera legítima, tan alta responsabilidad para los destinos de la Patria.

Esta autoproclamación, así como la serie de actos y agresiones contra la paz del país y su estabilidad institucional, son parte de las acciones que han venido adelantando un conjunto de gobiernos extranjeros, subordinados a los lineamientos del gobierno de Estados Unidos, que buscan desconocer la soberanía nacional. El injerencismo e intervencionismo grosero de estos países ha llegado al extremo de pretender otorgarle reconocimiento internacional a la espuria autoproclamación, lo que conduce a una severa vulneración de los más elementales principios del derecho internacional público.

Quienes hoy promueven y celebran una intervención extranjera en procura de satisfacer sus mezquinos intereses, mancillan nuestra digna y larga tradición antiimperialista que se remonta al heroísmo de nuestros pueblos indígenas, a la abnegación de nuestros libertadores y al coraje del movimiento popular durante el siglo pasado, todo lo cual es sustanciaconstitutiva de la identidad del aguerrido pueblo de Venezuela. Quienes hoy acuden a una intervención extranjera niegan la historia política de nuestra nación, en la que figuran hombres y mujeres quienes sin distingos políticos y al margen de sus orientaciones ideológicas, con valentía y orgullo, defendieron su Patria de viles ataques foráneos.

Es vergonzoso y denigrante que frente a los avances democráticos alcanzados en el continente en las últimas décadas, gobiernos que se autoproclaman democráticos apelen a una figura inexistente en nuestra Constitución como la de «Presidente interino» y, peor aún, que en pleno siglo vol apoyen fórmulas golpistas estimuladas por potencias extranjeras, como las ocurridas en el siglo pasado para soportar dictaduras militares en nuestro continente.

En nuestro país, los cargos de representación popular son electos por el pueblo, son los votos de las venezolanas y de los venezolanos los que deciden quienes son nuestros representantes y gobernantes. No es un gobierno extranjero quien puede venir a apropiarse de la soberanía del pueblo que se ejerce a través del sufragio. Tenemos un sistema electoral transparente, confiable, rigurosamente verificable en todas sus fases por las mismas fuerzas politicas que participan en cada contienda electoral.

El Poder Electoral exige respeto por los votos de las venezolanas y los venezolanos, por los que eligieron Diputados y también por los que eligieron Presidente de la República. Igualmente exige respeto a la ley que regula los procesos electorales del país, y en consecuencia, a los derechos políticos de todas y todos, los cuales se expresan y concretan con el ejercicio de la soberanía popular.

Dentro y fuera del país hay sectores políticos y económicos interesados en impulsar artificialmente una confrontación en nuestra Patria. Intentan provocar una situación de intensa tensión social para llevar al caos la vida de la Nación.

El Poder Electoral hace un llamado al pueblo todo de Venezuela a condenar los actos de violencia y a enfrentar estas apátridas pretensiones que lesionan la convivencia pacífica y el normal desenvolvimiento de nuestra sociedad.

Prensa Digital MippCI

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)