Un total de 51 armas de guerra fueron robadas del destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ubicado en Petare, estado Miranda, las cuales serían entregadas a células terroristas en la marcha opositora convocada para este 23 de enero, con el fin de generar hechos de violencia y muertes, denunció este martes el vicepresidente de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, en rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores.

“Es público y notorio que el día de ayer (lunes) un pequeño grupo de Guardias Nacionales se dirigió desde una unidad policial de la parroquia Macarao, de Caracas, hasta un centro de la Guardia Nacional, localizado en el municipio Sucre, en Petare, con la intención de robar unas unidades blindadas”, detalló en las declaraciones.

Rodríguez precisó que del total de armas robadas, perteneciente a la Fuerza Armada Nacional, 40 fueron recuperadas y el resto está en poder de actores terroristas, quienes estarían vinculados al partido Voluntad Popular.

“Esto ha sido una orden de Voluntad Popular. Ya su relación está comprobada, además de tener vínculos con una periodista en Perú. Las primeras investigaciones señalan que se le entregó a civiles pertenecientes a la organización terrorista Voluntad Popular, para que se perpetraran hechos de violencia, heridos y muertos en la manifestación opositora del 23 de enero de 2019.”, declaró.

El también ministro para la Comunicación e Información indicó que la “operación de falsos positivos” implica uniformar a estas células terroristas, las cuales fueron entrenadas en San Cristóbal, estado Táchira, y en Cúcuta (Colombia), con uniforme faxímiles de la Fuerza Armada de Venezuela y de la GNB.

Denunció que estas células terroristas, serían los responsables de disparar contra la manifestación opositora, durante la marcha del 23 de enero y así cumplir las órdenes de Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos.

Asimismo, indicó que la operación que tenían montada para este lunes, era apostarse en la Plaza O’Leary y disparar contra los edificios Carlos Raúl Villanueva que rodean a la Plaza O’Leary, intentar un asalto al Palacio de Miraflores.

“Las células terroristas de Voluntad Popular se acobardaron y dejaron solos otra vez a estos pocos efectivos de la Guardia Nacional, quienes actuaron contra su juramento y lealtad. Mike Pence les da la orden de quemar, de matar y de que se generen
actos de falsos positivos mañana 23 de enero. Toda esa patraña lo que busca es promover la desestabilización y la
violencia”, alertó Rodríguez.

Prensa Digital MippCI

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)